El beneficio de la tecnología en el contexto de la pandemia

La sociedad se encuentra en constante cambio, si bien el Derecho se ve obligado a ajustarse y regular la conducta de la población, las herramientas que permiten el desarrollo de la sociedad también deben evolucionar para un mejor resultado. Desde hace varias décadas es evidente la expansión de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC’s), las cuales intervienen en los diferentes ámbitos de la vida y son de mucha utilidad.


En el sector educativo, las TIC’s son de gran importancia pues han aportado mucho a la innovación, cambiando de manera sustancial el rol del profesor y del alumno; debido a que se cuentan con otras fuentes de conocimiento y de transmisión de la información; el alumnado, por ejemplo, enfrenta el gran reto de desarrollar más su capacidad de autoaprendizaje.


No obstante que el sistema educativo ha vivido un proceso lento respecto a la incorporación de las TIC’s en las aulas, la presencia de la tecnología registra como consecuencia el cambio necesario de las metodologías didácticas; en este sentido, los docentes han requerido capacitarse y actualizarse en la aplicación de estas tecnologías, pues aunque se han aplicado e incorporado, en distintas partes del país se siguen actualizando durante la marcha. El uso de las diferentes tecnologías hace apremiante el cambio en los modelos de formación, principalmente, en las áreas de educación a distancia a través de distintas plataformas.


En el sector salud, la aportación de las tecnologías ha sido notorio, en la mayor parte de los hospitales se cuenta con diversos instrumentos que facilitan los procedimientos quirúrgicos, la invención de vacunas ha permitido que la natalidad en el mundo aumente de manera importante. Asimismo, ha favorecido que una ambulancia pueda responder a una emergencia en menor tiempo, lo cual ha sido resultado de las TIC’s. En la actualidad existen distintos servicios y trámites que se pueden controlar y supervisar a través de aplicaciones telefónicas, esto ha permitido avances significativos en las necesidades primordiales de la población en general.


La oferta y demanda en materia laboral ha cambiado notoriamente, en la actualidad se requieren de productos y servicios que vienen de la mano de estas tecnologías. El impacto de ellas en el ámbito laboral ha permitido comprender el vínculo entre los empleos, los mecanismos y las innovaciones que se pueden aplicar en este contexto. Se creía que con la aplicación de las TIC’s se eliminaría una cantidad considerable de personal en las industrias e instituciones del servicio público, sin embargo, la aplicación de las nuevas tecnologías requiere de expertos que las manejen para lograr la eficacia que pretenden, en muchas casos entender cómo funcionan y las actividades o personal que sustituyen resulta más complicado.


En la actualidad, el mundo vive una situación crítica debido a la contingencia sanitaria, la cual ha orillado a que la mayoría de las personas se encuentre bajo resguardo en sus hogares. Las actividades de trabajo, deportivas y escolares se han dejado de hacer como hasta antes de la contingencia por la pandemia COVID-19, esto provocó que se aprovechen y exploten la mayoría de las TIC’s que se tienen al alcance. En el ámbito educativo, en cualquiera de sus niveles, es importante continuar con las actividades y para lo cual las diferentes escuelas, tanto privadas como públicas, se han visto en la necesidad de implementar por primera vez clases a través de plataformas digitales, o bien, mediante canales de televisión. Las videoconferencias resultaron ser las nuevas clases en este año; se trabajaron como prueba y error, buscando mejorar la calidad de enseñanza en cada una de ellas.


En otras partes del mundo se habían implementado actividades laborales a distancia con anterioridad; no obstante, con esta contingencia, todo el mundo tuvo que adoptar dicha actividad de manera estricta con la finalidad de procurar la salud de la población. Aunque es preciso advertir que la implementación y el mejor rendimiento de las TIC’s se ha resuelto sobre la marcha, esto es, se han tenido que generar contenidos específicos para continuar con las actividades laborales y educativas y poder seguir comunicándonos de manera eficiente.


Si bien el futuro es incierto, ha quedado claro que se necesita explorar más en las TIC’s, asimismo, las situaciones de emergencia nos exigen adoptar las tecnologías en la vida diaria. Hoy podemos ver con mejor claridad que se encuentran en todas partes, que son necesarias para todas las actividades cotidianas, y que se requiere de muchas otras que se espera sean un nuevo reto al término de la contingencia sanitaria.


María José Bernal Ballesteros

Defensora Municipal de Derechos Humanos de Toluca. Doctora en Derecho por la Universidad de Santiago de Compostela, España, maestra en Justicia Constitucional y licenciada en Derecho por la Universidad Autónoma del Estado de México; miembro del Sistema Nacional de Investigadores del Conacyt y profesora de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma del Estado de México.

Diana Stephany López González

Licenciada en Derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México.

Servidor Público de la Defensoría Municipal de Derechos Humanos de Toluca.

Artículo de la semana
Artículos recientes
Secciones
Archivo

Revista Pensamiento Libre "Por la libre comunicación de las ideas" ®