La importancia de la planeación

“Establecer metas es el primer paso en volver lo invisible en visible”.

- Anthony Robbins -

Cuando logras tener claro ¿que quieres en tu vida? te conviertes en una nueva persona, te sientes renovado, lleno de energía, certeza y fe.


Pero para sentirte así es muy importante el trabajo previo, ese que sucede frente a una mesa y con tiempo para pensar, la imagen de planeación siempre la visualizo con papel y pluma en mano, pues solo así se empiezan a crear esas nuevas conexiones neuronales que se fortalecerán con el tiempo, no solo con ideas y sueños que son muy fáciles de olvidar. Solo en un estado dispuesto a diseñar en papel empieza tu nuevo YO, empieza a ocurrir un cambio y muchos descubrimientos.

Cuando reflexionas y te haces las preguntas para conocerte aparecen respuestas desde tu voz interior, aprendes a descubrirte realmente, ese que por años ha estado enmascarado para pertenecer o salir adelante de acuerdo a lo que dicta la sociedad en la que creciste, en esta primera etapa descubres qué es lo que mas importa para ti, reconociéndote como un ser único e irrepetible, descartando algunas creencias limitantes u obsoletas e incorporando nuevas alineadas a tus valores y a tu voz.


Saber eso que tanto anhelas o deseas ser, te permite tener una visión de futuro mucho más clara de hacia dónde te estas dirigiendo con tus acciones y hábitos, muchas veces nos dejamos llevar por como se vaya presentando cada situación o los problemas que tenemos que solucionar, y poco a poco nos convertimos en copilotos de nuestra vida y al volante se pone una persona que necesita de nosotros, esto nos mantiene desconectados de nosotros mismos, con nuestra voz silenciada. Entonces experimentas mucha fuga de energía, inspiración y creatividad.


Cuántos años de nuestra vida no han pasado donde sentimos que perdimos nuestro tiempo, que somos como zombies y se nos fue el tiempo dormidos y, que a pesar de que nos resistimos al cambio, el mundo sigue transformándose y nosotros sufrimos porque no permanece igual, porque parece que ya nada podemos controlar, somos adictos a nuestra zona de confort porque ahí lo conocemos absolutamente todo, ahí nada nos sorprende, ahí todo lleva su propio ritmo y muchas veces hasta se vuelve predecible, pero no todo es lo mismo a como parece, los gobiernos cambian, el clima cambia, nuestras amistades cambian, incluso las relaciones con la familia también lo hacen, esa es la única constante en la vida.


Pero es desde nuestra trinchera donde nos vendimos la idea a nosotros mismos de que lo conocemos todo, pues bajamos la guardia, no seguimos aprendiendo cosas nuevas, descuidamos nuestra salud física, mental y emocional por vivir conectados con el exterior, y un día las cosas se salen de control, entramos en crisis y no sabemos qué hacer porque fuera de la zona de confort todo es nuevo, diferente y de la nada se nos exige tomar decisiones. Entonces, es fundamental que sepamos y tengamos claro hacia dónde nos están llevando nuestros esfuerzos o hábitos de todos los días.


Me encanta pensar y decirme a mi misma muy constantemente, dime qué haces hoy y te diré en quién te convertirás mañana. Esto me permite enfocar mi energía en lo que si quiero y ser mas eficiente en mi trabajo, sobre todo porque aprendes a darle a cada cosa tu atención, entrega y concentración absoluta, siempre que pretendemos ser multitask (hacer varias cosas al mismo tiempo) lo único que estamos haciendo es dividiendo nuestra energía y esos mismos resultados estamos recibimos a cambio.


Por ejemplo, si estas haciendo 5 cosas en la misma hora, tu energía y tu atención esta dividida en 20% con cada actividad y súmale las fugas de energía que genera tu cambio de enfoque a cada cosa, nos volvemos locos, tu cerebro no tiene la capacidad de hacer dos cosas al mismo tiempo, entonces de cada cosa que estés haciendo recibirás lo mismo que le estas invirtiendo. Es por eso que muchos proyectos, planes o sueños se dejan en el olvido, o nos toma mucho tiempo conseguirlos pues no estamos enfocados y nos agotamos tanto física, mental y emocionalmente, las horas y minutos se nos van de nuestras manos y pasa el tiempo volando.


Cuando te organizas hasta te sobra tiempo para ti, esto parece algo imposible pues muchos de nosotros nos hemos repetido constantemente que desearíamos que el día tuviera más de 24 horas, la verdad que no es tan difícil lograrlo, el tiempo lo puedes adaptar a tu estilo de vida, necesidades personales, aprendizaje, trabajo e incluso a tus amistades o simplemente para no hacer nada, aquí el truco esta primero que nada en que sepas ¿qué quieres? y ¿a dónde quieres dirigirte? Clarifica tus metas, conoce eso que es importante para ti y piensa bien dónde quieres estar parado en un futuro, cuando visualizas el punto B adonde quieres llegar, te es más fácil tener un plan. Creando un mapa del punto A al punto B clarificas tu visión, identificas hacia dónde vas cada día, te llenas de certeza y fe porque sabes que tu energía y tiempo no están siendo tirados a la basura.


Una vez que sepas esto te será mucho mas fácil identificar cuales son los pasos que necesitarías tomar para crear ese camino, puede ser que tome mucho tiempo o simplemente 10 acciones, por algo se tiene que empezar, cada paso cuenta y es importantísimo para lograr el siguiente, la paciencia será tu mas grande aliado, con el mapa en mano te será mas fácil crear un camino a tu manera, adaptado a quien eres, recuerda que la meta tiene que ser retadora sino se pierde la inspiración pues todo parece muy fácil y que cualquier persona la podría hacer, pero también tiene que ser realizable.


Teniendo esto claro la toma decisiones y prioridades de nuestra vida van cambiando drásticamente, es como si estuvieras cambiando de piel, cuando vives este proceso es más fácil adaptarnos a las circunstancias pues confiamos en nuestro poder de crear nuevos caminos y que en la practica se descubriera caminos que funcionan y son mas cortos y otros que solo nos hicieron retrasarnos, pero lo mas lindo de todo es que si nos tomamos el tiempo de reflexionar al respecto y analizar en donde estamos parados como haciendo un corte de caja cada cierto periodo de tiempo podemos adaptar, ajustar o incluso mejorar la visión de a dónde queremos llegar, y lo mas increíble de todo es que siempre hay un aprendizaje, cuando los planes cambian de ultima hora o el destino nos pide cambiar de rumbo sabemos que no hay solo un camino, y esta en nosotros rediseñar uno nuevo.


Cuando clarificas la visión de tu futuro YO y de a dónde quieres ir con tu vida, tanto profesional, personal, en tus relaciones, respecto a como nutres tu mente y al ocio, te es más fácil planear estrategias para conseguir tus objetivos. Es importante que después le pongas una fecha a la meta, para que te comprometas en ese periodo de tiempo, identifica que cosas puedes hacer que no solo tengan que ver con una parte de tu vida, sino que también pueda beneficiar a otras, de esta manera harás mas efectivo tu inversión de energía y tiempo.


Una vez que tienes clara tu meta y los pasos prioritarios a seguir, puedes apoderarte de tu presente, hacer que cada 24 horas de tu día valgan la pena ser vividos, sentirte pleno al llegar a tu cama por la noche sabiendo que cada paso que diste valió la pena ser vivido con un por qué y un para qué. Esto te llena de fe y certeza en ti y en el futuro, pues sabes que eres tu el que esta diseñando su presente y puedes visualizar las puertas que se abrirán mañana o identificar las oportunidades mas fácilmente sin que pasen desapercibidas.


Cuando practicamos todos los días desde esta intención y enfoque, siendo nosotros mismos, conociéndonos, siendo flexibles de la mente, adaptándonos a cada situación, la transformación empieza a ocurrir. Hay un cambio de piel, cambiaste también de lentes con los que percibías el mundo, eres tu y no hay placer mas grande en esta vida que descubrir cuál es esa voz interior que parece que todo lo sabe, esa voz no necesita ni de libros ni maestros, solo necesita ser escuchada para que se libere y empiece a crear lo inimaginable.


No hay nada mas bello que vivir, experimentar y describir quienes somos en el proceso, convirtiéndote en científico de tu propia vida, te invito a aventarte a hacer un clavado a tu interior, expresarte con tu voz y a hacer todo eso que de verdad te mueva desde adentro.


Carolina Morán

Creadora de la metodología y libro Remind Planner, herramienta que te permite conocerte a fondo, diseñar metas a corto, mediano y largo plazo, agradecer todos los días, identificar tus prioridades en cada área de tu vida, tener clara tu misión y mantenerte motivado, construyendo cada día desde la mañana los cimientos sólidos que te permitan darle sentido a cada día.

Instagram @carolina_moran

Artículo de la semana
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Artículos recientes
Secciones
Archivo

Revista Pensamiento Libre "Por la libre comunicación de las ideas" ®