Conciencia en tiempos de crisis

El mundo está viviendo un momento importante, que marcara la diferencia entre antes, ahora y lo que vendrá, somos afortunados al presenciarlo, sin importar quién seas, qué hagas o en qué creas, estamos frente a una realidad colectiva, que ha llamado a todos los seres humanos en su propio idioma, e impuso una pausa en nuestras vidas, antes apresuradas, mecanizadas e inconscientes. Esta invitación nos pide ir al hogar, nuestro hogar, a nosotros, mirar dentro, en silencio y en la calma para descubrirnos y transformarnos.



Hace mucho tiempo los hombres miraban las estrellas, estaban conectados con su entorno, se sentían parte de un todo, veían en el viento, la lluvia, el sol, la luna y el agua todas las señales que les indicaban el camino, en el sonido de los animales había un significado, sin embargo, con el paso del tiempo se perdió esa conexión. Se nos olvidó que la tierra es un ser vivo y que cada especie que la habita es parte importante del balance, olvidamos que no somos dueños del mundo, que la tierra nos da un hogar donde vivir por un corto periodo de tiempo. Perdimos la brújula que nos guiaba hacia el equilibrio de nuestra vida en comunión con el resto, “Ningún hombre es una isla, ni algo completo en sí mismo; cada hombre es un trozo del continente una parte de la totalidad” decía John Donne. Reconocer nuestra influencia en esa totalidad será nuestra tarea más grande ya que cada uno de nosotros suma tanto en lo positivo como en lo negativo. Tenemos que recuperar nuestra brújula interna donde exista equilibrio entre el ser y el tener, donde la existencia del otro sea tan importante como la mía, donde la tierra sea dignificada y respetada.


Estamos en un momento de gestación y cada uno de nosotros dará a luz el fruto de lo que gestó en estos tiempos. Por lo tanto, es preciso hacer cambios en nuestra conciencia, reorientar nuestras prioridades, soltar los pensamientos limitantes, dejar en el pasado las heridas que definieron nuestra personalidad, es tiempo de encontrar al ser sin limitaciones, sin ego, sin mecanismos automáticos, en participación consiente de su momento presente, armónico con su entorno, es momento de un cambio profundo y cada persona tendrá que llevarlo a cabo de manera individual impregnando todo su entorno de nuevas visiones, que aporten información diferente a la conciencia colectiva hasta crear una masa crítica donde nazca una nueva humanidad.


Cuando pensamos en esa posibilidad y nos damos cuenta de la necesidad urgente de hacer cambios en nosotros, entran en juego la parte biológica, la mente, nuestras emociones, el cuerpo y los más importante que es salir de los hábitos y los hábitos representan para nosotros lo conocido, la seguridad, lo confiable y predecible. Por lo tanto, un cambio es un riesgo que implica ir hacia lo desconocido, que nos resulta inseguro, poco confiable, sentimos miedo entramos en alerta porque hay un peligro imaginario que pone en riesgo nuestra sobrevivencia aun cuando este cambio sea de bienestar y crecimiento. Sin embargo, vale la pena familiarizarse con lo desconocido en pro de la totalidad de nuestro Ser.


Para algunos morir es lo peor que puede pasar, lo peor sería en todo caso no darle valor a la oportunidad que tenemos frente a nosotros, Víctor Frankl decía: “La muerte solo puede causar pavor a quien no sabe llenar el tiempo que le es dado para vivir”.


Hagamos una revisión atenta de nuestros pensamientos, de nuestros estados emocionales, date un momento para meditar, para silenciar la mente que solo se ocupa del pasado y rompamos con los limites, cuestionemos nuestras creencias, conectemos con el SER que solo conoce la totalidad, la expansión y las infinitas posibilidades.


No esperemos poder salir para sentirnos plenos, siéntete pleno y serás libre a pesar del encierro, únete internamente a todo y veras que la separación no existe, acepta todo tal como es, la aceptación reconcilia, unifica y trae paz.

Lilith García S.

Psicoterapeuta

lilithgarci@hotmail.com


Artículo de la semana
Artículos recientes
Secciones
Archivo

Revista Pensamiento Libre "Por la libre comunicación de las ideas" ®