Mecanismos alternativos de solución de conflictos

04/01/2020

En el transcurso de nuestras vidas todas las personas enfrentamos conflictos pues no siempre se pueden establecer acuerdos respecto a un asunto determinado, en la mayoría de los casos nosotros mismos podemos solucionar el problema, no obstante, hay ocasiones en las que se requiere la intervención de una persona externa y debidamente capacitada para ayudar a encontrar una solución satisfactoria a través del diálogo respetuoso.

 

 

Ante la necesidad de promover una cultura de paz y respeto entre los ciudadanos se reformó el Artículo 17 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en el que se introdujo al orden jurídico nacional los mecanismos alternativos de resolución de conflictos como un derecho humano. Es así como la justicia alternativa alcanza su punto más alto, en virtud de que la norma constitucional la establece como obligatoria para todas las áreas del derecho. Según la directriz que señala la Constitución en la materia, busca determinar si la normativa estatal garantiza un verdadero acceso a la justicia mediante los mecanismos alternativos de resolución de conflictos.

 

Los mecanismos alternativos de solución de conflictos son procedimientos no jurisdiccionales que coadyuvan en la prevención o solución de un conflicto al que pueden recurrir voluntariamente las partes involucradas, con objeto de llegar a un acuerdo satisfactorio, equitativo y justo. Una de las definiciones más claras al respecto la establece el Instituto Interamericano de Derechos Humanos, al señalar: “Es la posibilidad de que cualquier persona independientemente de su condición, tenga la puerta abierta para acudir a los sistemas de justicia, si así lo desea, a mecanismos e instancias para la determinación de derechos y la resolución de conflictos”.

 

Los métodos clásicos de resolución de conflictos son la mediación, la conciliación y el arbitraje

 

En otras palabras, se puede decir que los medios alternativos de solución de conflictos constituyen mecanismos convencionales, expeditos y económicos de solución de controversias; incluyen:

 

a) Conciliación

 

La conciliación es un mecanismo de solución de conflictos a través del cual, dos o más personas tramitan por sí mismas la solución de sus diferencias, con la ayuda de un tercero neutral y calificado, denominado conciliador; es, al mismo tiempo, un procedimiento con una serie de etapas, a través de las cuales las personas que se encuentran involucradas en un conflicto desistible, transigible o determinado como conciliable por la ley, encuentran la manera de resolverlo a través de un acuerdo satisfactorio para todas las partes; la figura conciliadora actúa siempre habilitado por los involucrados, para facilitar el diálogo entre ellos y promover fórmulas de acuerdo que permitan llegar a soluciones.

 

b) Mediación

 

La mediación es un proceso confidencial y voluntario de resolución de conflictos donde un tercero, denominado mediador, de forma neutral e imparcial ayuda a las personas implicadas a comunicarse entre sí de una forma adecuada y positiva con el fin de alcanzar acuerdos satisfactorios y aceptados por todos los participantes.

 

El acuerdo al que lleguen los interesados tendrá los mismos efectos de una sentencia dictada por un juez, con la diferencia de que no necesitan ser asistidos por un abogado y que éstos se resuelven al atender, principalmente, las necesidades de los interesados.

 

c) Arbitraje

 

Alcanza a las modalidades adversariales a través de las cuales el tercero decide o resuelve.

 

A pesar de que estos mecanismos son muy diversos presentan características similares son métodos menos formales, lo cual no significa que no sean más estructurados que los judiciales; ofrecen mayores posibilidades a las partes de participar activamente y de controlar de forma más cercana el proceso de solución de sus conflictos que los métodos tradicionales.

 

Cabe destacar que las particularidades básicas de estos sistemas alternos radican en que durante un litigio las partes involucradas tienen la oportunidad de resolverlo de una manera rápida, económica, flexible y efectiva; para ello es necesario encontrar el procedimiento que mejor se adapte a sus necesidades y circunstancias particulares. Además, estos sistemas se rigen por principios como la confidencialidad, la neutralidad, la imparcialidad, la independencia y la colaboración.  

 

Ventajas de la justicia alternativa

 

  • Son métodos que permiten que el acuerdo sea satisfactorio para las necesidades e intereses de las partes.

  • Las partes asumen el control y la responsabilidad por el curso y el resultado de la mediación-conciliación.

  • Proveen de una nueva forma de ver el conflicto.

  • Se interesan por mejorar las relaciones humanas.

  • Promueven la comprensión, la pluralidad, la tolerancia, la cooperación y la participación, entre otros valores.

  • Reconocen las necesidades propias y las de otras personas.

  • Promueven la cohesión y la paz social.

 

Asimismo, se ha demostrado que la mediación y la conciliación son vías alternas no adversariales, mediante las cuales los gobernados pueden solucionar sus controversias sin un juez o árbitro.

 

Tales vías consisten en una opción diferente al proceso jurisdiccional para resolver conflictos de forma pacífica, voluntaria, ágil, flexible, confidencial y eficaz; con efectos legales plenos. La mediación; es un acto y un arte, dada su mística de centrarse en lo humano, y una ciencia por la metodología empleada. Es también un conjunto de causas y condiciones que repetidamente coinciden para transformar los intereses individuales que generan conflictos, en términos de construcción de convenios de mutuo beneficio, ello con la ayuda del mediador quien concurre sin propuestas concretas de solución, pero como facilitador en la negociación, da sentido lógico, programático y legal a la discusión y al consenso mediante técnicas especiales y específicas.

 

La mediación, la conciliación y los procesos restaurativos son métodos idóneos que permiten la repersonalización del conflicto y su eficaz solución; son salidas alternas al proceso penal, a la pena mediante la reparación del daño; dan un papel protagónico a la víctima, permiten la despresurización del sistema penal, así como la desjudicialización y la restauración de las relaciones interpersonales. Se considera que la mediación, la conciliación y la justicia restaurativa son propuestas útiles para fomentar la cultura de la paz, el perdón, la legalidad y la justicia. 

 

La Ley de Mediación, Conciliación y Promoción de la Paz Social para el Estado de México consta de 49 artículos divididos en tres títulos; el primero de tres capítulos, el segundo de dos y el tercero de cuatro; además contempla cuatro artículos transitorios.

 

El Centro de Mediación, Conciliación y de Justicia Restaurativa del Poder Judicial, cuenta con personas especializadas y certificadas en medios alternos de solución de conflictos; mediadores, conciliadores y facilitadores en el manejo y la resolución de controversias. 

 

Los mediadores, conciliadores y facilitadores del Centro pueden intervenir para guiar a las partes en disputa durante el diálogo, y para asegurar que todos los participantes contribuyan activamente y se tomen en cuenta sus intereses y necesidades.

 

El municipio de Toluca, a través de su Centro de Mediación, Conciliación y Justicia Restaurativa puede ayudar a resolver conflictos en materias familiar, civil, mercantil, escolar y condominal, a cualquier persona que solicite sus servicios.

 

Arturo Cisneros Avilés
Licenciado en Derecho.
Jefe del departamento de investigación y diagnóstico de la Defensoría Municipal de Derechos Humanos de Toluca.
ciaviart@hotmail.com

 

Please reload

Artículo de la semana

Los sistemas penitenciarios en México y el mundo

1/1
Please reload

Artículos recientes
Please reload

Secciones
Archivo