AQUAMAN: ¿La resurrección de DC Comics en el cine o la despedida triunfal de un gigante caído?

25/01/2019

Aquaman, la última película del muy controvertido Universo Extendido de DC, universo cinematográfico de DC Comics, resultó ser un éxito total en la taquilla alrededor del mundo. A menos de un mes de haberse estrenado, la cinta protagonizada por Jason Momoa y Amber Heard y dirigida por James Wan, superó la barrera de los mil millones de dólares en recaudación. Esto no debería sorprender, considerando que gracias a Marvel y a su universo cinematográfico, el “MCU”, a lo largo de los últimos 10 años, los superhéroes o las historias basadas en cómics frecuentemente han ocupado los primeros lugares de la taquilla mundial. Lo sorprendente es que precisamente no se trata de Marvel sino de DC.

 

Después del fracaso en taquilla de “Justice League”, una película que en realidad no fue mala pero tampoco fue buena; palomera, como dijeran algunos; James Wan, un director principalmente dedicado al terror, siendo esta apenas su tercera producción fuera de ese género, logró lo que pocos creían posible: darle nueva vida al Universo Extendido de DC. Con la ayuda de un elenco sólido, conformado además de Momoa y Heard, por Nicole Kidman, Willem Dafoe, Dolph Lundgren y Patrick Wilson; la sexta producción de este universo cinematográfico nos cuenta la historia de Arthur Curry, el héroe mitad humano, mitad del reino perdido de la Atlántida, quien después de los eventos de Justice League, en los que se hizo presente ante los ojos del mundo y fue bautizado como Aquaman, intenta retomar su vida como humano, hasta que una vez más, el mundo entero corre peligro. ¿La amenaza?, su otro mundo, aquel del que rechazó formar parte: La Atlántida. Con ayuda de Mera, la princesa de Xebel, Arthur deberá reclamar su lugar dentro de la realeza de la Atlántida; de lo contrario, su hermano Orm declarará la guerra contra la superficie.

 

Como pueden ver, la historia hasta cierto punto peca de genérica. Es una historia de origen como ya hemos visto muchas veces: el héroe rechaza sus orígenes hasta que el mundo se encuentra en peligro, y se ve obligado a aceptar quién es en realidad. Entonces, si ya hemos visto esto antes, ¿qué hace que esta película sea tan especial como para superar mil millones de los billetes verdes?

 

Simple:

 

1.- Está muy bien dirigida. Sorpresivo, tomando en cuenta que el director tiene mucha más experiencia en el género de horror; pero con “Furious 7” y con “Aquaman” dentro de sus créditos, James Wan se está consolidando poco a poco como un gran director de acción y aventura.

 

2.- Los efectos especiales son espectaculares. Las escenas de acción son emocionantes, excelentemente planeadas y con coreografías muy bien ejecutadas. El humor es bueno, sin llegar a ser excesivo. La química entre los personajes es evidente. Pero lo más importante de todo:

 

3.- ¡Es una película entretenida! La historia está muy bien escrita en ese sentido. No es una película profunda, no es una película que te vaya a hacer reflexionar. Es una película que te hará emocionarte, que te hará reír, que te hará salir sintiéndote satisfecho. Es una película a la que puedes ir al cine simplemente a disfrutar. Y eso es fundamental cuando hablamos de una película de superhéroes. El objetivo principal es entretener, cosa que “Aquaman” logra a la perfección.

 

Ojo: Esto no quiere decir que la película sea simplemente palomera. La historia es buena. Pero es importante no perder de vista el objetivo de estas películas. Ya que precisamente por eso el DCEU está el peligro de extinción.

 

Hablar del DCEU es hablar de una odisea, llena de altibajos, de aciertos y de errores. Es hablar de un proyecto cinematográfico extremadamente ambicioso, cuya ejecución ha sido también extremadamente deficiente. Hasta cierto punto, es hablar de un mal modelo de negocios. DC, o más bien Warner Brothers, quiso emular el éxito de Marvel, en otras palabras, Disney, pero lo quiso hacer mediante atajos que han constado muy caros.

 

A partir de 2008 Marvel y Disney crearon un universo cinematográfico en el que presentaron uno a uno a sus súper héroes con al menos una película individual, antes de reunirlos por primera vez en Los Vengadores, de 2012. Después de eso, han ido sacando al menos dos películas por año, en las que o presentan a nuevos héroes, o cimientan las historias de los héroes ya conocidos, dándoles sus respectivas secuelas. Todo esto hasta llegar a la primera culminación de dicho universo, que se cristalizó el año pasado con “Avengers: Infinity War”. Como era de esperarse, “Infinity War” resultó ser una de las películas más taquilleras de la historia, recabando más de 2 mil millones de dólares mundialmente; y a decir verdad, para un servidor fue una gran película. No sólo entretenida, sino épica.

 

¿Cuál fue el éxito de Marvel/Disney?, constancia. Perseverancia. Les tomó 10 años llegar hasta ahí. 10 años de revisar cuidadosamente los guiones, de elegir minuciosamente a los actores y directores, de cuidar que los efectos visuales fueran de la más alta calidad. En sí, de crear una máquina perfectamente afinada de entretenimiento. DC y WB, por su parte, intentaron hacer un universo similar; sin embargo, pecaron de arrogancia y de desesperación por hacer dinero lo más rápido posible. ¿El resultado?, digamos que no fue el esperado. Ni en las críticas ni en la taquilla, recuerden, el objetivo principal de estas películas es hacer mucho dinero. Ya hablaré de eso en otra ocasión, pero por el momento y para que se den una idea, les puedo decir lo siguiente:

 

Superman, Batman, Wonder Woman, la trinidad. Los 3 super héroes más grandes de todos. Hasta hace 10 años, los más reconocidos a nivel mundial, antes del MCU. Si hace 10 años me hubieran dicho que una película de Aquaman iba a tener mayor éxito que una película en la que apareciera “la Trinidad”, u otra en la que apareciera la Liga de la Justicia en todo su esplendor, me hubiera reído a carcajadas. Es Aquaman, por Dios.

 

Oh, sorpresa, mejor dicho, oh triste realidad. 

 

¿Seguirá el DCEU después de esto?, ¿o es esta su despedida triunfal? Por lo pronto recomiendo no perderse esta película, y si son fans de DC, cruzar los dedos para que Shazam, que se estrena en abril, tenga el mismo éxito. Lo demás, sólo el tiempo lo dirá.

 

Gustavo Mercado

Maestro en Derecho y aficionado de la cultura geek.

gusmer1@gmail.com

 

 

           

Please reload

Artículo de la semana

COVID-19 y el nuevo orden mundial

1/1
Please reload

Artículos recientes
Please reload

Secciones
Archivo