Museos deportivos, una herencia cultural etnográfica

Si se acaricia a la historia como algo lejano a la intangibilidad cultural y se vuelve objeto de nuestras reflexiones tangibles, traeríamos hasta nosotros elementos más objetivos; entonces, estimado lector, se haría de la historia un común denominador para enterrar los errores del pasado y refugiarse en las hazañas de la victoria presente. Una victoria que nos haría actuar con más sosiego ante la hilarante y no menos exigente verdad de nuestro tiempo. Así dejo este texto en la parsimonia del pensamiento moderno, que invita a reflexionar sobre los museos.



La visión de la antropología tuvo su esplendor en la década de los ochenta, cuya relevancia tiene que ver con las representaciones sociales o públicas del llamado arte etnográfico. La historia del arte volcada al interés de distintas universidades de occidente, en respuesta a las necesidades sociales de la época.


El museo es una respuesta social a las necesidades de un constructo idelógico para resolver los distintos criterios de la historia de las culturas de los pueblos; desde la antigüedad, los museos recuerdan los momento en que se estaciona el tiempo, pero aún no resulve su finalidad.


Del latín museum y del griego mouseion, la casa de las musas, donde las musas representan las artes y las ciencias; poesía epíca y lírica, historia, música, tragedia, pantomima, comedia, danza y astronomía; un culto a las nueve musas se difundió en el mundo griego, un lugar dedicado al estudio de todo tipo de arte en general, “el lugar dedicado a las musas”.


Así, en las diversas épocas la evolución del termino museo, motiva a afirmar que en su contexto:


…han tenido lugar distintos cambios semánticos en torno a la palabra museo, puesto que de una referencia etimológica más o menos difusa proveniente de la antigüedad clásica –en alusión al Museo de Alejandría-, se va ampliando su significado a una tipología arquitectónica, es decir, un lugar físico en el que es posible contemplar una colección de obras de arte determinada, tal y como ocurría en las cámaras de maravillas renacentista centroeuropeas, pero en esta ocasión de acceso público y no restringido a la clase social aristocrática.


En esa popularidad del termino donde parece que existiera un acuerdo, una manera de homologar el concepto museo, entonces buscamos una patrimonialización de orden mundial. Ahora entonces, el patrimonio que expresa la idea de herencia de bienes y derechos de una persona, hace suyo la propiedad familiar heredable. Bajo esta conceptualización del patrimonium y ante su tipología cultural, nacional, o en su caso bienes tangibles o intangibles, se otorga la denominación de origen, de aquello que otorga identidad.


Ante tal opinión, permítame el termino de “la patrimonialización”,


La estandarización favorece también una entrada de las prácticas, actos deportivos y objetos en el patrimonio. La idea del patrimonio hace referencia a la familia (pater) y a la línea. Constituir un patrimonio es, en cierta medida, hacer existir las filiaciones y la unidad de una agrupación deportiva o de una empresa. Se juega con la dimensión simbólica de la unidad patrimonial para afectar a las creencias, perennizar una organización o afirmar una identidad.


Los museos son el ágora de nuestro tiempo, la fusión de una idea, especialmente del proceso de patrimonialización afecta a numerosos objetos que inciden en el fenómeno deporte. La industria del ejercicio “no escapa a la voluntad de recordar las tradiciones que se basan en la credibilidad unida a su antigüedad”.


De acuerdo con la Fundación UNAM, sólo la Ciudad de México cuenta con 170 museos y 43 galerías, casas, recintos y foros de cultura; pero el Sistema de Información Cultural México (SIC México) reporta 152 museos; su conteo es aún más minusuoso ya que censa a cada delegación de la Ciudad de México, por ejemplo, Cuauhtémoc con 81 y Miguel Hidalgo con 19, como las alcaldías que tienen el mayor número de museos. A nivel nacional existen mil 323 museos contabilizados según el sistema, los estados de la República que más cifran museos, además de la Ciudad de México son; Jalisco, con 92; Estado de México, con 79; Coahuila, con 61; Guanajuato, con 53 y Oaxaca, con 52.


En materia deportiva la radiografía mundial muestra 376 museso deportivos en 70 países, recintos censados en 1997; 15 de ellos se encuentran en Francia, la cuna de la cultura. Estos museos se clasifican en tres tipos; a) museos especializados dedicados a una disciplina y a una valoración de trofeos y éxitos, b) museos generales y c) museos creados en las ciudades olímpicas. Allí donde la ocupación por la legitimidad y la identidad deportiva de la marcas conduce a empresas del sector deportivo a crear sus propios museos. Pero el lugar del deporte como en el olímpo, constituye una variación según su cultura.


La preservación del patrimonio en México ha provocado el surgimiento de nuevos defensores de la historia y responsables de numerosos objetos y bienes deportivos, de aquellos lugares alucinantes que en la memoria del deporte transportan al momento como si fuera el instante real, a un punto de la historia; aquellos sitios que deben visitarse auque no se tenga afición deportiva.


Algunos de los museos deportivos más representativos en México se muestran a continuación, el futbol es una de las manifestaciones etnográficas más encontradas, lo que muestra la cultura del país:


Existen nuevas maneras y distintas manifiestaciones en las categorías de museos en México, desde exposiciones itinerantes y galerías que abordan la polisemia del deporte; lucha, ciclismo, deportes individuales o deportes de conjunto; también hay museos virtuales de las galerías electrónicas del big data, como el de club América, disponible en: www.clubamerica.com.mx/historia/ o el museo universitario del deporte, que puede visitarse en: www.unamenlinea.unam.mx/recurso/84323-museo-universitario-del-deporte


Tal ha sido la importancia en ese sentido, que las sociedades industriales modernas consideran lo siguiente:


“una valoración concreta del deporte en general y en particular en una sociedad o grupo ambos desempeñan un papel importante en la formación de identidad de los individuos,… simples lizas en que dirimir quién corre más rápido, salta más alto o marca más goles…dado que la gente ha aprendido el valor social… de su rango como miembro de un grupo.


Sin embargo, un dejo de justicia reclama en nuestra sociedad la jerarquía que ha desempeñado la mujer, su identidad y la patrimonalización en los eventos y justas mundiales, las competencias deportivas entre equipos, escuelas, ligas, comunidades y ciudades, clubes que son procesos afines en la “Ciencia del pueblo”, la etnografía. Se deberán rescatar estas celebridades en el ánimo deportivo para narrar historias que hoy describen el mañana y testimonia el clamor de un lugar en los “epoc rooms”, a manera de escenarios decorados para presentar la ambientación y contexto del arte de otras culturas, lugares o momentos; así, este es el tiempo del empoderamiento de la mujer en el deporte.


Edwin Román Albarrán Jardón

Maestro en Gestión Deportiva por la Universidad de La Salle Bajío.

Profesor de Tiempo Completo. Licenciatura en Cultura Física y Deporte. Universidad Autónoma del Estado de México.

eralbarranj@uaemex.mx, @GedMexico

Artículo de la semana
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Artículos recientes
Secciones
Archivo

Revista Pensamiento Libre "Por la libre comunicación de las ideas" ®