Rusia 2018: del deporte a la influencia política. Julio-Agosto 2018. Año 9. Núm. 50

11/07/2018

A quienes piensan libremente:

 

A lo largo de la historia, el deporte ha logrado generar espacios de paz en momentos donde los conflictos políticos amenazaban el orden mundial. Me atrevo a decir que el fútbol es el único deporte que tiene el poder de paralizar no sólo los corazones de los aficionados que creen en un quinto partido, sino de detener el tiempo político de naciones enteras.

 

Ejemplo de ello es el anuncio de que México, junto con Estados Unidos y Canadá, será sede de la Copa Mundial de Fútbol de la FIFA 2026. A pesar de los obstáculos que está teniendo la renegociación del TLCAN y de la política migratoria anti derechos humanos de Donald Trump, los países que conforman América el Norte llegaron a un acuerdo, presentar una candidatura tripartita.

 

Y así, pareciera que el deporte lo puede todo. Durante la guerra fría nadie se hubiera imaginado que, durante un mundial de fútbol celebrado en Rusia, uno de los anuncios más constantes sería el del servicio a domicilio de McDonalds.

 

La Rusia que abrió sus puertas a esta contienda deportiva no es la Rusia que todos teníamos en mente. El país anfitrión recibió a miles de aficionados extranjeros con su mejor sonrisa, una sonrisa que no es característica del pueblo ruso. Le ha regalado al mundo sus calles, sus monumentos y sus iglesias. Detrás de cada fotografía que vemos en Facebook o en Instagram, está la cultura y la historia de uno de los países más poderos que ha conocido el mundo.

 

Rusia sigue atesorando un lugar privilegiado en la configuración de la geopolítica mundial. Vladimir Putin trabaja incansablemente por mantener la influencia rusa en ese espacio que no es oriente ni occidente.

 

En este tenor, presentamos a ustedes una variedad de artículos que abordan la Copa Mundial de Fútbol de la FIFA 2018 desde cada una de las secciones. Como es nuestro objetivo, pretendemos que los temas que elegimos, sean analizados desde distintas aristas, lo que, sin duda, enriquece el debate que se pueda generar en torno a ellos.

 

Con esta edición, Pensamiento libre llega a 50 números publicados. ¡Estamos de fiesta! Con esas 2,600 páginas hemos intentado, desde las palabras, romper barreras, cambiar esquemas, hablar desde la verdad, retar a la reflexión y, siempre, buscar la pluralidad en la pluma de nuestros colaboradores.

 

Las barreras políticas no se rompen únicamente desde el deporte, todos y cada uno de nosotros, desde la trinchera de nuestra elección, tenemos el poder de redefinir la configuración de nuestro entorno. ¡Atrévete a romper esquemas! ¡Atrévete a ser Pensamiento Libre!

etiquetas:

Please reload

Artículo de la semana

El humano y la naturaleza: una verdad incómoda

1/1
Please reload

Artículos recientes
Please reload

Secciones
Archivo