Mundial Rusia 2018 desde otra perspectiva

El interés por el país anfitrión del mundial 2018 ha despertado curiosidad en todos nosotros, pero, además de la Plaza Roja, las Matrioshkas, el Gorro Ushanka,  el Vodka y por supuesto el campeonato de futbol, ¿qué esconde el país más grande del mundo?  ¿Qué viven los compatriotas que se aventuraron a este viaje? ¿Cuánto es el presupuesto detrás de todas esas imágenes de estadios repletos de sombreros de mariachi o de caras pintadas de tricolor?

 Los mexicanos que decidieron apoyar a la selección de futbol, se encontraron con costumbres totalmente distintas a las que estamos habituados en nuestro país. Y es que, de entrada el país dirigido por Vladimir Putin tomó medidas necesarias para el orden y la seguridad tanto de sus ciudadanos, como la de los turistas. La primera medida indispensable fue que todos tenían que acreditar un registro de visita a Rusia; éste se refiere a que como visitante ya sea por el mundial, por trabajo o de vacaciones, tenías que notificar un lugar donde ibas a alojarte, hotel, departamento, etc. Ya que ningún extranjero podía ingresar sin tener un techo seguro donde quedarse.  

 

Una vez inmerso en el país, las personas no acostumbran sonreír a desconocidos (a menos de que exista un coqueteo), el saludo basta con estrechar la mano tanto en hombres como en mujeres; es recomendable hablar de usted, ya que se sienten cómodos interactuando a distancia. La puntualidad es algo indispensable en su cultura, así como hablar en forma directa (por lo que si tratas de ser sarcástico te costará que la gente te entienda, además de la barrera del idioma).

 

Las comidas tradicionales de este país destacan los Blini en San Petesburgo, es una alternativa de las hamburguesas y los sándwiches; Pirozhkí y Pirogí, parecidas a las tradicionales empanadillas y empanadas; Stroganoff, carne de ternera cortada en finos trozos, con una salsa de nata; Pelmeni, muy parecidos a los Rabioli, y por supuesto la bebida por excelencia, el Vodka.

 

Sin embargo según precios cotizados por páginas dedicadas a realizar presupuestos en este tipo de eventos; para nuestros paisanos tomar una coca cola en un restaurante el valor ronda $0.79 centavos de dólar, una botella de agua está en $0.49 centavos de dólar, una cerveza importada en $2.45 y la nacional $1.19 dólares (todo esto en botellas aproximadas a los 335mlts.), mientras que si se te antoja un paquete de hamburguesas en Mc Donald o Burger King el costo está en $4.92 dólares. En el caso de una comida en un restaurante a la carta, el valor se aproxima a los $33.35 dólares, y por su parte, un restaurante con menú del día el costo es de $8.26 dólares.

 

Por otra parte, enfocándonos al presupuesto que tuvieron que hacer los nacionales, se va por encima de los 50 mil pesos, ya que se otorgaron paquetes destinados a los partidos en fase de grupos. Éstos venían con 5 días de estancia, vuelo, hospedaje y transporte, más la entrada a un partido de la selección mexicana por un costo de $13 mil 588 dólares. Otro básico que se manejó, contemplaba el viaje redondo, hospedaje, transporte, pero con la entrada a los tres partidos del tricolor por un costo de $30 mil 424 dólares. (Además se manejaron paquetes destinados a la estancia de eliminación directa por un costo más elevado y con la posibilidad de que participara otra selección). En contraste, si decidías viajar por separado el costo más o menos presupuestado según la CONDUSEF se aproximaba a los $55 mil pesos.

 

El Mundial de Rusia 2018 es considerado el más caro de toda la historia en cuanto a su presupuesto invertido en estadios y premios para los participantes (aunque según especialistas también es uno de los más caros para los espectadores). 11 ciudades serán las sedes, todas al occidente del país, en las que destacan San Petesburgo, Moscú, Stalingrado y Saransk.

 

El monto a repartir es 791 millones de dólares, de los cuales sólo por participar cada selección tiene garantizados 9.5 millones de dólares; mientras que el primer lugar recibirá 38 millones, el segundo 28 millones, el tercero se quedará con 24 millones y el cuarto obtendrá 22 millones de dólares.

 

Rusia es un país lleno de una cultura increíble que ha aportado al desarrollo mundial, desde Lenin hasta las brillantes letras de Tolstói y Dostoievski; y sólo logramos ver la punta de este enorme país, que sin duda hoy con su dirigente al mando ha logrado implementar una geopolítica a nivel global con estabilidad internacional a través de su política exterior de influencia.

 

Es decir, vale la pena la inversión para adentrarse en su cultura, su población y sus costumbres a través de un evento de esta magnitud.

 

Silvia Fernández Martínez

Licenciada en Derecho por la Universidad del Valle de México.

Maestra en Dirección y Gestión Pública Local por la Unión Iberoamericana de Municipalistas, España.

@silviafdzm

Please reload

Artículo de la semana

El humano y la naturaleza: una verdad incómoda

1/1
Please reload

Artículos recientes
Please reload

Secciones
Archivo