Lo que sí y lo que no en las propuestas de energía

Hay una promesa/amenaza que muchas veces se ha repetido y contradicho en el periodo electoral presente, y es que se puede “echar para atrás” la reforma energética. Al respecto hay varios puntos que considerar.

 

Primero, no hay loco que coma lumbre. Así, podemos revisar los mayores disparates de los candidatos en campaña que se vuelven pequeños actos en los gobiernos; esto con horrorosas excepciones como Chávez o Trump. Difícilmente un presidente echará atrás algo que convenga en general al país, a reserva de que defienda intereses muy particulares.

 

 

 

Segundo, no todo lo que se escribe en campaña se intentará siquiera hacer. Las campañas son un momento para hacerse llegar de apoyos y prometer todo. Total, prometer no empobrece. Ya hasta a un candidato lo grabaron y regañó a su colaborador con un “apaga tu chin...”. Por ello, en ocasiones las propuestas están llenas de contradicciones y los candidatos ni se inmutan.

 

Sin embargo, sí es necesario revisar a grosso modo qué es lo que un candidato o su equipo tienen en mente, qué tan congruente es, y ahí nos daremos cuenta de si hay un verdadero proyecto o sólo ideas aisladas y escritas juntas. Además, podemos saber cuáles son las líneas generales sobre las que el candidato planea trabajar. Es por eso que propongo revisar algunos datos que creo debemos rechazar de los candidatos.

 

Gracias a los mecanismos de subastas de energía eléctrica de largo plazo, se han conseguido los precios más bajos en la historia para energía eléctrica, además de que lo hacen mediante tecnologías limpias. Quien proponga cancelarlos, hacerlos de lado o los ignore, simplemente no merece ser tomado en serio.

 

Gracias a que hay un mercado abierto y todos podemos participar en él, ahora los pequeños productores se vuelven lo que se llama “prosumidores”. Quien promueva evitar un mercado, centrar estos aspectos en el gobierno, va contra nuestra libertad y nuestra capacidad como partes del mercado.

 

Quien proponga prolongar el uso de combustibles sucios o volver a usarlos estará provocando dos consecuencias: primero; encarecerá la energía, segundo; contaminará más. Aunque tengamos mucho de algo, no significa que lo debamos usar. La edad de piedra no se acabó porque se acabaran las piedras.

 

Quien no opte por las nuevas tecnologías para solucionar retos, como la electrificación con paneles solares, pero opte por mantener el crecimiento de CFE aunque carezca de lógica económica, simplemente tirará nuestro dinero a la basura.

 

Y esta es finalmente la más complicada, pero a la vez más importante: quien insista en mantener un modelo estatista que en pocos años ha mostrado que el privado es más eficiente y barato, simplemente no merece que se le preste atención.

 

Quien proponga políticas encontradas, aunque sea en capítulos distintos, puede generar conflictos graves o tan sólo tirar el dinero a la basura. Hay entes que se encargan de reintroducir especies de pesca y que no se ponen de acuerdo con generadoras de electricidad, invierten millones en pies de cría y a las pocas semanas la generadora vacía las presas, echando a la basura millones de pesos. Así de cara es la incongruencia.

 

Nadie puede prometer dejárselo todo al mercado. Hay aún necesidades apremiantes, como uno por ciento de hogares sin electricidad que el mercado aún no estará en condiciones de atender, pues no es su naturaleza.

 

Quien no es capaz de armar una propuesta de gobierno coherente, difícilmente podrá armar un gobierno consistente. Por ello debemos pedir coherencia y congruencia en sus propuestas. Dejarlo de lado simplemente nos condenará a un gobierno desarticulado, con ideas brillantes, pero sin posibilidad de provocar un México listo para los retos del futuro.

 

Piénselo.

 

Víctor Florencio Ramírez Cabrera

Licenciado en Biomedicina por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla y Doctorado en Ciencias Biomédicas en la Universidad Nacional Autónoma de México.

Director ejecutivo de la Asociación Nacional de Energía Solar.

victorramirezcabrera@gmail.com, @vicfc7

Please reload

Artículo de la semana

El humano y la naturaleza: una verdad incómoda

1/1
Please reload

Artículos recientes
Please reload

Secciones
Archivo