Lactancia Materna

09/01/2018

Si usted espera un artículo lleno de estadísticas, de cifras y datos sobre el tema, no es así, asigné el título porque se debe partir de una base, de una nomenclatura del tema; le sorprenderá que hablaré de lo humano, sí, del desarrollo humano generado desde ese momento maravilloso en el que se acerca la madre a su hijo o hija.

 

 

 

Qué acercamiento se tiene hacia ese ser. Piense un poco, sienta, medite, reflexione; usted se une a su él o ella, a través de la lactancia, del amamantamiento; para darle seguridad, salud, bienestar, prevención, pero sobre todo, se une para decirle: aquí estoy, soy la base física y emocional que necesitarás en estos primeros meses de vida. Totalmente de acuerdo que está tu papá, tus hermanos, tus abuelos, tus tíos, toda una familia, pero estoy yo, tu madre, para proporcionarte la calidad y calidez de la vida humana; cumpliré y aseguraré la atención que mereces, lo prometo.

 

¿Me sientes pequeño, pequeña?, claro que me sientes, claro que me percibes, claro que comulgamos los sentimientos juntos. Hay varias etapas en la vida: recién nacido, lactante, niño, adolescentes, adulto y senectud. Reconozco y valoro a mi madre y a mi padre, pero ese pacto de lactancia, se lo debo a mi madre.

 

¿Mamá cuántas veces tomarás mi mano, cuántas veces estarás conmigo?, la madre responderá: toda la vida, estaré siempre con una mística que transforma, estaré con la expresión viva, estaré con el entusiasmo, estaré con el compromiso, estaré para llevarte siempre adelante a través del tiempo.

 

Quiero que desarrollemos juntos ese capital humano que es único para transformar a quien de verdad se ama.

 

Llámale lactancia, acercamiento, palabra, acción que va a sinergizar tu vida y la mía; te amo con todas las fuerzas de mi alma, y el amamantamiento nos da la unión para articular y encausar nuestras aspiraciones de binomio, madre – hijo.

 

La lactancia es autocuidado, nutrientes y vitaminas humanas gratuitas, que deben ser promovidas, pero no sólo como lactancia, como leche; sino como desarrollo humano, necesario y vital en nuestros días; te dará la alimentación para ser fuerte, pero más que eso, te dará una base emocional importante para que te desarrolles como un hombre o una mujer excelso y maravilloso.

 

 

Lactancia materna humana

 

Reflexiones a ese momento

 

Madre – hijo o hija

 

Por la lactancia materna tengo paz en el corazón y fuerza en el alma.

 

Por la lactancia materna llega luz a mi mente y claridad a mi vida.

 

Por la lactancia materna, el total de mi ser se refleja en ti.

 

Por la lactancia materna aprendo a vivir, son momentos tuyos y míos.

 

Por lactancia materna estoy en el instante y el lugar exacto, estoy con lo que más amo.

 

Por la lactancia materna estoy con el maravilloso futuro que está por llegar.

 

Por la lactancia materna estoy forjando al héroe.

 

Por la lactancia materna soy creadora de vida.

 

Por la lactancia materna amo la existencia.

 

Por la lactancia materna agradezco infinitamente vivir y estar aquí.

 

Por la lactancia materna puedo decidir ser feliz.

 

Por la lactancia materna puedo elegirlo todo, serlo todo y tenerlo todo.

 

Por la lactancia materna, todo lo que quiero existe dentro de mí, para ti.

 

Por la lactancia materna soy libre, soy abundante.

 

Por la lactancia materna soy y tengo todo lo que Dios me señala en el camino.

 

Por la lactancia materna estoy lista para entregar nueva vida.

 

Por la lactancia materna, te doy energía sanadora.

 

Por la lactancia materna, agradeceré a Dios toda la vida.

 

Dra. Cristina Chaparro

Secretaria Técnica del Consejo de Salud del Estado de México

mercadito1986@live.com.mx

Please reload

Artículo de la semana

El humano y la naturaleza: una verdad incómoda

1/1
Please reload

Artículos recientes
Please reload

Secciones
Archivo