El buscador de sensaciones: del placer al riesgo


¿Por qué la sensación de caída libre de un paracaídas, el viento en la cara o la visión borrosa del paisaje que se experimenta al viajar en una motocicleta a gran velocidad o la sensación provocada por el consumo de heroína o de cocaína, tienden a ser mas placenteras y excitantes para unas personas en comparación con otras?; una posible respuesta a estas diferencias tiene relación con los intensos efectos de recompensa que tienen este tipo de actividades. A estas personas se les ha considerado como grandes buscadores de sensaciones.

La búsqueda de sensaciones (BS) es un rasgo de la personalidad que se define por una necesidad de experimentar variadas y complejas sensaciones y el deseo de correr riesgos físicos y sociales, por el simple deseo de disfrutar de tales experiencias. Este concepto fue propuesto y ampliamente analizado por Marvin Zuckerman, profesor emérito del Departamento de Psicología de la Universidad de Delaware, en Estados Unidos.

Según este autor, la BS responde a diferencias individuales en los niveles óptimos de activación que cada individuo necesitaría para funcionar adecuadamente. Aquellos individuos con niveles altos de BS, necesitan más estimulación para mantener un nivel óptimo de activación, lo que los lleva a una búsqueda más activa de novedades y sensaciones intensas que les permitan mantener un equilibrio necesario. En este sentido, el buscador de sensaciones elige los estímulos externos que maximizan dichas sensaciones.

La BS se observa con mayor prevalencia en los jóvenes, y disminuye progresivamente con la edad. Por otro lado, los hombres son los que muestran puntajes más altos en las escalas que evalúan este rasgo de personalidad.

A nivel biológico, un elemento que juega un rol clave es la monoaminooxidasa (MAO), que es la enzima encargada de regular el metabolismo de neurotransmisores cerebrales, como la dopamina, que a su vez se encuentra relacionada con las sensaciones de placer. En especial, la MAO tipo B se ha encontrado en niveles bajos en los altos buscadores de sensaciones, característica que comparten con aquellos individuos que padecen trastornos en los que está comprometido el control de impulsos.

En cuanto a las diferencias psicológicas a nivel cognitivo, los altos buscadores parecen tener mejor capacidad de atención selectiva y responden de una manera más rápida y precisa en las tareas atencionales con estímulos complejos. A nivel emocional, los buscadores parecen ajustarse mejor y mostrar menos ansiedad en situaciones de estrés, posiblemente porque son capaces de afrontar estas situaciones como un desafío.

En este sentido, las diferencias también se observan en las preferencias, hábitos y estilos de vida. Los altos buscadores se sienten orientados a profesiones no rutinarias, prefieren los deportes considerados extremos y son más proclives a incurrir en conductas de riesgo, debido a que tienden a mostrar una subestimación en las apreciaciones subjetivas de riesgo, aún en actividades que nunca han realizado. Además, anticipan estas situaciones con menos ansiedad y se muestran menos renuentes que el resto de las personas. Valoran más las recompensas de las actividades riesgosas, puesto que encuentran en ellas mayor placer y una vía adecuada para mantener sus niveles óptimos de activación.

Por otro lado, se ha planteado que los altos buscadores de sensaciones tienen un sesgo optimista, es decir, sienten que en ellos las consecuencias negativas de las acciones son menos probables, se ven en menor riesgo y con menos posibilidades de resultados negativos de su conducta arriesgada. Esto estaría acompañado de una sobreestimación de sus propias habilidades y destrezas para sortear las situaciones riesgosas.

Es de este modo que se ha evidenciado que las diferencias individuales de la búsqueda de sensaciones dependen de la combinación de varios factores, entre los que se encuentran los biológicos, psicológicos y sociales que, a su vez, van a influir sobre las conductas, hábitos, actitudes y preferencias de las personas. Así, una persona con una necesidad alta de BS le aburrirá fácilmente la rutina, la monotonía; preferirá una continua fuente externa de estimulación cerebral, por lo cual, buscará activamente maneras de aumentar su activación mediante experiencias excitantes.

Artículo de la semana
Artículos recientes
Secciones
Archivo

Revista Pensamiento Libre "Por la libre comunicación de las ideas" ®