Logan y la corrupción en México

03/07/2017

El personaje de Logan sin duda marca un antes y un después en las películas basadas en cómics. A pesar de no ser el protagonista de los X-Men, Wolverine logró en la pantalla grande lo que no pudo en las historietas: ser el protagonista por encima de personajes como Charles Xavier, Ciclops e incluso Phoniex.

 

La película está basada en el comic Old Man Logan. El universo paralelo en el que se desarrolla no es el de la historieta donde los villanos dominan el mundo; no obstante, los productores encontraron similitud entre el contexto original del cómic, nada más y nada menos que en México, lugar donde se insataló el set para su realización.

 

La película inicia con una disputa entre Logan, personificado por Hugh Jackman, quien sorprende y combate a una banda de “cholos", quienes intentan robar las llantas de su auto; todo lo cual  tiene lugar en la frontera entre Texas y México. La anterior, no es la única referencia a México en la película, dos más se encuentran ligadas al personaje de Laura.

 

Una segunda referencia a nuestro país se da con relación al origen de los nuevos mutantes entre ellos el de X-23, que proviene de un laboratorio con instalaciones en México, y que tras la fachada de una farmacéutica internacional realiza experimentos con ADN de mutantes para crear niños superdotados. Pareciera que la ficción de la película ha considerado a México como un lugar donde es posible que una empresa a través de sobornos pueda realizar experimentos con humanos, al margen de la legalidad. Está claro que México, en el año 2039, se antoja como un país en el que puedes cometer un delito, esconderte y quedar impune.

 

Una tercera referencia a México se da en la batalla entre Laura, X-23, y los integrantes de la Policía Federal Mexicana, quienes bajo el mando de Donald Pierce, tratan de atrapar a una niña mutante. Si bien parece de lo más normal que cuando alguien se encuentra fugitivo la policía lo detenga, nada de normal tiene que una institución pública se encuentre bajo las órdenes del líder de los Reavers, un grupo de Cyborgs caza mutantes y asesinos a sueldo. Al menos en Logan, la corrupción de un sistema policial se hace evidente.

 

Si bien, actualmente en el caso de México, la realidad ha superado por mucho la ficción de la película, con casos como los ex gobernadores Duarte, Borge, Padrés y Yarrington, así como de las empresas Odebrecht y Grupo Higa, lo cierto es que según datos del Índice de la Percepción de la Corrupción 2016, realizado por Transparencia Internacional, México se encuentra en el lugar 123 de 176 países, es decir, el último lugar entre los países de la OCDE. Lo que significa que en la batalla contra la corrupción vamos un poco rezagados.

 

En un esfuerzo por cambiar no sólo la percepción, sino la realidad mexicana, surge el Sistema Nacional Anticorrupción, instancia encargada de coordinar a las autoridades de todos los órdenes de gobierno, competentes en la prevención, detección y sanción de responsabilidades administrativas y hechos de corrupción. Se trata entonces de una mega estructura gubernamental que integra a diversas autoridades en la materia, las cuales a través de esfuerzos coordinados combaten la corrupción.

 

Este sistema cuenta dentro de su estructura con dos comités, el primero de ellos es el Comité de Participación Ciudadana, el cual, prácticamente dirige las políticas públicas y esfuerzos del sistema; se integra por cinco ciudadanos expertos en materia de Transparencia, Rendición de Cuentas y Combate a la Corrupción; esta primera generación está conformada por: Jacqueline Peschard Mariscal, Mariclaire Acosta Urquidi, José Octavio López Presa, Luis Manuel Pérez de Acha y Alfonso Hernández Valdez.

 

El segundo comité que integra el SNA es el Comité Coordinador, que agrupa a los titulares de la Auditoría Superior de la Federación, de la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción, de la Secretaría de la Función Pública, por el Presidente del Tribunal Federal de Justicia Administrativa, el presidente del organismo garante que establece el artículo 6o. de esta Constitución, en este caso el INAI; así como por un representante del Consejo de la Judicatura Federal y otro del Comité de Participación Ciudadana.

 

Un tercer elemento fundamental se dará desde lo local, es decir, en los sistemas locales anticorrupción, de los cuales deberá existir uno por cada una de las entidades federativas, mismos que se encargan de coordinar los esfuerzos desde los estados.

 

A la fecha sólo 21 estados han reformado sus Constituciones locales para dar paso a estos sistemas, como Aguascalientes, Baja California Sur, Colima, Chiapas, Ciudad de México, Durango, Guanajuato, Hidalgo, Jalisco, Estado de México, Michoacán, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tamaulipas, Yucatán y Zacatecas. De igual forma, once entidades ya cuentan con Leyes Locales Anticorrupción, para iniciar los trabajos en la materia, se trata de Aguascalientes, Baja California Sur, Chiapas, Durango, Guanajuato, Morelos, Nayarit, Oaxaca, Puebla, Querétaro y Sonora.

 

Estas tres instancias serán fundamentales para poner firmes cimientos para restablecer la confianza del ciudadano en sus instituciones, la clave estará tanto en la forma de generar políticas públicas, y en su actuar apegado a la legalidad.

 

Desde luego que estamos convencidos que la corrupción no es cultural, sino un problema sistémico que requiere del esfuerzo de todos para su combate, confiamos en que las instituciones encargadas en erradicar la corrupción se coordinen e implementen adecuadamente las disposiciones normativas y programas, que el proyecto del Sistema Nacional Anticorrupción funcione y que vivir en México deje de ser un deporte extremo.

 

Si quieres saber más sobre el Sistema Nacional Anticorrupción, te recomiendo revisar el Proyecto IncorruptibleMX en la página http://incorruptible.mx/.

Please reload

Artículo de la semana

La deuda urgente del gobierno con el sistema penitenciario

1/1
Please reload

Artículos recientes
Please reload

Secciones
Archivo