Incidencia del Desarrollo Urbano en la Seguridad Pública

 

La Organización de las Naciones Unidas ha organizado una serie de conferencias que iniciaron en 1976, con el objetivo de fortalecer el compromiso político global en favor del desarrollo sostenible de los asentamientos humanos. En la reciente conferencia HABITAT III, hizo un llamado a los gobiernos y pueblos del mundo para hacer de las ciudades y asentamientos humanos lugares inclusivos, seguros, resilientes y sustentables. México, en consecuencia, alineándose con estos principios, aprobó y puso en marcha la aplicación de la Ley General de Asentamientos Humanos, Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano, en septiembre del año pasado.

 

El Estado de México, particularmente, enfrenta el desafío que implica impulsar el desarrollo y mejorar la calidad de vida de la gente, como parte sustantiva de la Megalópolis del centro del país, con las zonas metropolitanas de Toluca y Santiago Tianguistenco y con ciudades medianas, pequeñas y poblados rurales dispersos en el resto del territorio. Esto, aunado a su diversidad cultural y ambiental, genera un abanico de problemáticas diversas, pero también de grandes oportunidades.

 

A lo largo y ancho del estado, el abandono y desaprovechamiento de inmuebles públicos y privados, ocasionado por falta de recursos para su uso o por situaciones jurídicas, así como por la desorganización y desinformación de propietarios o poseedores de la tierra, generan un alto indice de inseguridad e impiden la conservación y explotación de zonas con alto potencial economico y turístico. Estos espacios, son una gran oportunidad para detonar el desarrollo a un muy bajo costo.

 

En los últimos años hemos visto que la llegada de inversiones privadas a una zona específica, mejora en su mayoría y en el corto plazo, el bienestar social, ya que más infraestructura, como una escuela, hospital, centro deportivo, industria o plaza comercial; generan empleos, seguridad y convivencia, además de impulsar el desarrollo humano.

 

En este sentido, en el Estado de México los inversionistas, bajo la normatividad que dicta la autoridad de Desarrollo Urbano, la oferta de suelo y los estudios de mercado; deciden dónde desarrollar esta diversidad de equipamientos, los cuales llegan en diferentes zonas y momentos impredecibles, lo que limita el potencial que tiene la llegada de inversiones diversificadas en forma coordinada en un polígono específico de acción.

 

El impulso y promoción de las inversiones públicas y privadas de forma coordinada, de acuerdo a un plan de acción en polígonos específicos, ha transformado diversas ciudades del mundo y de nuestro país, las hace más seguras, sustentables y humanas. Así, el gobierno se convierte en un verdadero facilitador y promotor del desarrollo a un costo muy bajo, en el que se involucra a la sociedad civil desde el primer momento.

 

El desarrollo urbano y la seguridad pública tienen una relación directa que debe reconocerse para poder generar estrategias que permitan elevar la calidad de vida de la población. En este sentido, a continuación, enumero algunas propuestas que, de implementarse en el Estado de México, lograrían este objetivo.

 

  1. Generar un Consejo Intersectorial para el Desarrollo de Polígonos de Atencion, que coordine y dé seguimiento de forma transversal, a las inversiones públicas y privadas en las zonas de atencion para el desarrollo que se determine.

  2. Incorporar agentes profesionales especializados en la concertación, promoción, gestión e instrumentación de proyectos públicos y privados de aprovechamiento  de polígonos específicos de actuación, con el fin de garantizar la generación de:

  • Análisis y diagnóstico de la problemática y de las potencialidades de cada zona.

  • Definición de polígonos de atención.

  • Identificación y concertación con todos los actores involucrados en el polígono (propietarios y poseedores de la tierra, organizaciones de la sociedad civil, empresarios e inversionistas, instituciones y organismos de todos los niveles de gobierno)

  • Proyecto de desarrollo del polígono a rescatar o impulsar, y su instrumentación, para dar certeza a las inversiones públicas y privadas que resulten.

 

La implementación de estas propuestas generaría una derrama económica sin precedentes en el Estado de México. Ahora bien, seguramente se preguntan de dónde se obtendrían los recursos económicos para la contratación de los despachos de especialistas. La propuesta es que salgan del pago de los impuestos y derechos de las autorizaciones de las inversiones privadas que se realicen en los polígonos definidos. Además, el financiamiento de las inversiones públicas podría incorporarse a los programas sectoriales, de acuerdo con el análisis y estrategia que resulte en cada polígono de acción.

Please reload

Artículo de la semana

El humano y la naturaleza: una verdad incómoda

1/1
Please reload

Artículos recientes
Please reload

Secciones
Archivo