Relación de la Economía Mundial y los Sistemas de Salud. ¿Dónde está México?

03/11/2016

Una de las obligaciones de cualquier gobierno del mundo, es destinar parte de sus recursos económicos del país para poder cubrir las necesidades sanitarias de su población, además para poder garantizar un sistema sanitario público que llegue a todos los ciudadanos, teniendo infraestructuras adecuadas y personal de salud calificado. Para poder entender un poco más sobre la relación de la economía y los servicios de salud primero tenemos que conocer algunos términos básicos y esenciales para poder comprender este tema.

 

 

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS) un sistema de salud comprende todas las organizaciones, instituciones, recursos y personas cuya finalidad primordial es mejorar la salud. Un sistema de salud necesita personal, fondos, información, suministros, transporte, comunicaciones y orientación y dirección generales. Tiene que prestar servicios que respondan a las necesidades y sean equitativos desde el punto de vista financiero, al tiempo que se dispensa un trato digno a los usuarios. (1)

 

La financiación de la salud se ha convertido en un problema cada vez más importante para la población y para los gobiernos en todo el mundo. Lamentablemente en muchos países, estas barreras financieras excluyen a los sectores de bajos o escasos recursos de estos servicios, y los costos de la atención son causa de graves problemas financieros para los pacientes y sus familias, incrementando los gastos catastróficos. (2)

 

Los gastos catastróficos por motivos de salud se define como todo aquel que está destinando más del 30% de su capacidad de pago al financiamiento de la salud de sus miembros; en el gasto en salud se incluyen: el gasto de bolsillo, las contribuciones a la seguridad social y el gasto gubernamental en salud transferido a los hogares. (3)

 

Para poder medir las acciones en salud es necesario tener indicadores, es decir, cálculos matemáticos sencillos que nos van a permitir compararnos con otros países. La OMS estima que para garantizar las mínimas condiciones de salud se deberían dedicar entre 35 y 50 dólares por persona al año, sin embargo, de acuerdo a la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), los más prósperos del mundo, destinan un promedio de 2,716 dólares por persona al año. 

 

¿Y qué pasa en nuestro país? ¿Cómo estamos en comparación a otros países? De acuerdo a la OMS, en el 2014, México tenía un gasto total en salud de 6.3% del producto interno bruto (PIB), en comparación a los países con mayor porcentaje del PIB tenemos a las Islas Marshall con el 16.4% y a Estados Unidos con el 16.2%, en el otro extremo de la balanza tenemos a la República Democrática del Congo con un 2%; el promedio mundial es de 15.1%. 

 

En cuanto al gasto público en salud, para el 2011, el total era del 52.4%, y el gasto privado del 47.6%, en México el gasto público era del 48.3% y el privado del 51.7%, en comparación con otros países, Estados Unidos tenía un gasto publico del 48.6% y un privado del 51.4%, no muy diferente a lo que pasa en nuestro país; sin embargo al compararnos con sistemas de salud mucho más desarrollado como el Inglaterra podemos observar que el gasto público fue de 83.6% y el gasto privado del 16.4%. 

 

Otro de los indicadores que se utilizan para evaluar los gastos en salud, es el número de camas de hospital por cada 10,000 habitantes, en el año 2011 en general el promedio fue de 31.4, teniendo un extremo máximo que fue Japón con 138 camas, y Etiopía con un indicador de tan solo dos camas, ambos por cada 10,000 habitantes. En este indicador México, tenía 16 camas por cada 10,000 habitantes, muy por debajo del promedio mundial para ese año revisado. Este tema en particular está muy relacionado con el primer número que compartí con ustedes con el número de médicos por población. 

 

Sin duda alguna las variaciones en los gastos públicos de un país pueden comprometer de manera directa a la calidad de los servicios de salud y en la capacidad de poder tener acceso a ellos por parte de la población. Es necesario que los médicos y demás personal de salud debamos de tener mayor conocimiento de la relación de nuestro que hacer y nuestro trabajo con los ajustes económicos que se dan en nuestro país, ya que estos influenciarán en nuestros sitios de trabajo. Seguiremos teniendo más números que nos ayuden a entender lo complejo que puede ser un sistema de salud, y lo importante de tener un conocimiento amplio ya que cualquier cambio en los diferentes determinantes pueden llevarnos a variaciones en nuestro ámbito laboral.

 

 

Bibliografía

Please reload

Artículo de la semana

Los sistemas penitenciarios en México y el mundo

1/1
Please reload

Artículos recientes
Please reload

Secciones
Archivo