La Calaca en la Campana

02/11/2016

Fue en la calle Matamoros

donde todo sucedió.

El restaurante la Campana

fue el que todo lo vio.

 

Una pareja de enamorados

muy felices caminaban

desde la banqueta despistados

los platillos se imaginaban.

 

A la calaca se encontraron

no supieron qué hacer

Así que al restaurante

se tuvieron que meter.

 

Los chefs de la Campana

no sabían lo que pasaba,

pues los dos enamorados

a la cocina llegaban.

 

¡No nos lleves calaquita!

Te podemos convencer.

¡No nos lleves calaquita!

¿Qué te podemos hacer?

 

La calaca estaba decidida.

-Al panteón todos se van a ir

a menos que estos güeritos

sean la cena para mí-.

 

El chef asustado estaba

no los quería cocinar

y unos huevitos estrellados

se apuró a preparar.

 

La huesuda muy contenta

sus huevitos se comió.

Como estaba fuerte el fío

hasta su cafecito se llevó.

Please reload

Artículo de la semana

COVID-19 y el nuevo orden mundial

1/1
Please reload

Artículos recientes
Please reload

Secciones
Archivo