¿Cómo Pikachu Llegó a Nuestro Corazón?

Al hablar sobre Internet y dispositivos móviles en el ámbito de la salud, el primer impulso es hablar sobre las aplicaciones (apps) que se usan como ayuda para monitorizar el peso, la ingesta de alimentos y la actividad física diaria. ¿Por qué? Se considera que las apps son los asistentes ideales al momento de realizar ejercicio y ayudar a la pérdida de peso, ya que siempre se encuentran con nosotros, y hasta cierto punto, son personalizables. Es importante recordar que para mantener un estilo de vida saludable es necesario cambiar los hábitos, pequeños recordatorios en nuestro dispositivo móvil pueden marcar la diferencia en ello. Además; la necesidad de disminuir el consumo de grasas y carbohidratos, contar nuestros pasos y mejorar nuestro estilo de vida, no sólo satisface una meta estética; en realidad el propósito es disminuir las alarmantes cifras de obesidad y las enfermedades cardiovasculares, renales y metabólicas que le acompañan.

 

Por ello, resulta relevante mencionar que el pasado 6 de julio fue lanzada una aplicación que, a pesar de no contar las calorías, no proporcionar una lista variada de alimentos para ingresar a nuestro diario nutricional, no recordarnos tomar agua cada 2 horas, o explicarnos como hacer la sentadilla perfecta, mejora el estilo de vida de millones de usuarios.

 

Pokemon go es un juego de realidad aumentada que reta al jugador a buscar pokemones en sus alrededores y atraparlos. Consiste en un mapa que registra los movimientos del usuario en el mundo real, donde es posible caminar hasta pokestops para recolectar pokebolas, pociones y otros accesorios. Mientras uno se traslade, aparecerán pokemones en la pantalla del celular para ser capturados. Otra manera de adquirir pokemones es a través de la eclosión de huevos. Para poder abrirlos, es necesario caminar cierta distancia, que de acuerdo con la rareza del pokemon va desde 2.5 o 10 kilómetros. Hay que notar que el juego tiene un sensor de velocidad, por lo que los recorridos para eclosionar un huevo deberán realizarse a una velocidad menor de 20 km/h, lo que obliga al usuario a no utilizar métodos de locomoción mecánicos.

 

De esta manera se obtiene un efecto secundario sobre los usuarios: los mantiene físicamente activos. Esta consecuencia es más sorprendente ya que históricamente los videojuegos mantienen a los usuarios confinados en sillas y promueven un estilo de vida sedentario que aumenta los riesgos a la salud.

 

Si bien cazar pokemones no es considerada una actividad de alto requerimiento físico, el uso de esta app puede cubrir las necesidades de ejercicio recomendadas, que son de 150 minutos semanales de actividad aeróbica moderada, la caminata entra en esta definición. El tiempo estimado de permanencia en el juego es de 43 minutos diarios, lo cual promedia 215 minutos a la semana. Aunque no se cumpla esta cuota en niños, mantener actividad física durante 30 minutos 3 veces por semana durante 6 meses, reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular y el porcentaje de grasa corporal.

 

El primer jugador en capturar los 142 pokemones tuvo que caminar 153.2 km, es decir, 12.8 km al día.

 

Aunque no sea considerada una medida terapéutica para el tratamiento activo de la obesidad, la American Heart Association se ha pronunciado a favor de la app, la considera un catalizador para dar el primer paso en pro de una vida más activa, y así disminuir el riesgo cardiovascular en personas con un estilo de vida sedentario.

 

De esta manera pokemon go puede ser una herramienta útil para mantener una actividad física regular, con las respectivas consecuencias positivas.

 

Referencias

 

American Heart Association News (2016). “Pokemon Go brings video games outside”. news.heart.org

Carson, V., Tremblay, M., Spence, J. C., Timmons, B., & Janssen, I. (2013). “The Canadian Sedentary Behaviour Guidelines for the Early Years (zero to four years of age) and screen time among children from Kingston”, Ontario. Paediatr Child Health, 18(1), 25-28.

Dengel, D. R., & Ryder, J. R. (2015). ”Impact of Health Status and Lifestyle Modifications on Vascular Structure and Function in Children and Adolescents. American Journal of Lifestyle Medicine. 26(1):39-49

 

Scharrer, E., & Zeller, A. (2014). “Active and Sedentary Video Game Time”. Journal of Media Psychology.

 

Strath, S. J., Kaminsky, L. A., Ainsworth, B. E., Ekelund, U., Freedson, P. S., Gary, R. A., ... & Swartz, A. M. (2013). “Guide to the assessment of physical activity: Clinical and research applications A scientific statement from the American heart association”. Circulation, 128(20), 2259-2279.

etiquetas:

Please reload

Artículo de la semana

La deuda urgente del gobierno con el sistema penitenciario

1/1
Please reload

Artículos recientes
Please reload

Secciones
Archivo