Balance de la Cop 16-Cancún: Análisis de Acuerdos,Logros y Temas Pendientes para 2011

02/03/2011

 

Del 29 de noviembre al 10 de diciembre del año pasado, se llevó a cabo en la ciudad de Cancún, Quintana Roo, la XVI Conferencia de las Partes (COP por su nombre en Inglés) referente a la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, evento con el que toda la sociedad mexicana fue abrumada mediáticamente por meses acerca de su importancia y del relevante papel que México tenía en la misma por su carácter de anfitrión.

Antes de comentar los logros y retos derivados de los acuerdos asumidos en la COP 16, es pertinente tener el contexto de ésta y lo que había sucedido en las 15 anteriores. Evidentemente, la COP 15 celebrada en la ciudad de Copenhague, Dinamarca, en diciembre de 2009, había estado rodeada de muchas expectativas. Mediáticamente se promocionó como “el evento de la solución mundial al cambio climático”, desafortunadamente no se llegó a ningún acuerdo sustantivo y la gran expectativa se convirtió en la gran decepción, que fue el fantasma que rondó por el mundo todo el 2010 y con más intensidad por los pasillos y sesiones de la COP 16 en Cancún.

El recorrido de la Convención Marco de Cambio Climático (CMCC) ha sido así, largo y tortuoso. Cuando adoptaron la Convención, los gobiernos de los países firmantes sabían que sus compromisos no serían suficientes para abordar en serio los problemas del cambio climático. En la COP 1 (Berlín, marzo/abril de 1995), en una decisión conocida con el nombre de Mandato de Berlín, las partes pusieron en marcha una nueva ronda de conversaciones para decidir la adopción de compromisos más firmes y más detallados para los países industrializados. Después de dos años y medio de negociaciones intensas se adoptó el Protocolo de Kioto en la COP 3 de Kioto (Japón), el 11 de diciembre de 1997.

El Protocolo de Kioto establece como objetivo fundamental reducir las emisiones de seis gases que causan el calentamiento global: dióxido de carbono (CO2), metano (CH4) y óxido nitroso (N2O), además de tres gases industriales fluorados: hidrofluorocarbonos (HFC), perfluorocarbonos (PFC) y hexafluoruro de azufre (SF6), en un porcentaje aproximado de al menos 5%, de 2008 a 2012, en comparación con las emisiones de 1990.

No obstante, debido a la complejidad de las negociaciones quedaron “pendientes” un considerable número de cuestiones incluso después de la adopción del Protocolo de Kioto. En éste se esbozaban los rasgos básicos de sus “mecanismos” y el sistema de cumplimiento, por ejemplo, pero no se especificaban las transcendentales normas que regulaban su funcionamiento. Aunque 84 países firmaron el Protocolo, lo que significaba que tenían intención de ratificarlo, muchos se resistían a dar ese paso y hacer que el Protocolo entrara en vigor, antes de tener una idea clara sobre las normas del tratado. Por ello, se inició una nueva ronda de negociaciones para especificar las normas concretas del Protocolo de Kioto, que se organizó en paralelo con las negociaciones sobre las cuestiones pendientes en el marco de la convención. Esta ronda culminó finalmente en la COP 7 con la adopción de los Acuerdos de Marrakech, en los que se establecían normas detalladas para la aplicación del Protocolo de Kioto. Los acuerdos de Marrakech adoptaron también algunas medidas importantes para la aplicación de la Convención.

Desde la COP 7 hasta la COP 13 la discusión de las partes se centró en los detalles del Protocolo de Kioto y los mecanismos y compromisos que deberían ser asumidos por las partes, principalmente por los países industrializados; sin embargo, los avances se fueron presentando de manera diferencial entre las partes para que en el año 2007 en la COP 13 celebrada en Bali (Indonesia), se acuerde el Plan de Bali, que establece la revisión del Protocolo de Kioto y de las acciones dentro de la CMCC, ofreciendo con ello una oportunidad para avanzar en los compromisos de las partes, definir con mayor precisión los compromisos y metas a alcanzar respecto de los compromisos establecidos en el Protocolo de Kioto al estar cercana la fecha de su vencimiento.

Durante 2008, las partes desarrollaron una intensa labor de análisis, diseño, negociación y acuerdos para determinar y afinar los mecanismos de mitigación, adaptación, tecnología y financiamiento, además de avanzar en la llamada “Vision Compartida”. Estos acuerdos y actividades hicieron que el ambiente rumbo a la COP 15 se llenara de muchas expectativas sobre las que ya se ha comentado y que quedaron en eso debido a las posturas de algunas delegaciones en el momento de la toma de acuerdos y compromisos.

etiquetas:

Please reload

Artículo de la semana

El humano y la naturaleza: una verdad incómoda

1/1
Please reload

Artículos recientes
Please reload

Secciones
Archivo