¿Por qué cuando vemos en la calle a personas vestidas de manera poco común nos llama la atención? En ocasiones las juzgamos y nos preguntamos si por pertenecer a una tribu urbana afectan a la sociedad como generadores de actos violentos y delictivos.

El autor Ethan Watters, define a las tribus urbanas como: “Grupo de personas con intereses en común que disfrutan de un mismo estilo de vida urbano”. Siguen una ideología y tienen un sinfín de características similares, desarrolladas en un ambiente de cierta región, comunidad o ciudad.

 

El nacimiento de las tribus urbanas ha llevado a pensar que se trata de una moda entre jóvenes, sin embargo otros concluyen que lejos de ser algo pasajero, se trata de una expresión de rechazo ante la realidad que viven.

Es decir, se caracterizan por:

  • Creación de una identidad propia.

  • Búsqueda del tipo de persona que quieren ser, probablemente, esa identidad no será permanente.

  • Búsqueda de una manera de identificarse y mostrarse ante los demás.

Es importante mencionar algunas de las causas por las que llegan a formar parte de las tribus:

  • La pérdida de identidad.

  • Afición a alguna droga.  

  • Tendencia.

  • Gustos.

  • Poca personalidad, lo que crea la necesidad de identificarse con alguna tribu, para poder ser alguien o ser respetado.

  • Búsqueda de protagonismo.

  • Su filosofía de vida, su forma de vestir y de pensar, entre otros aspectos, provocan diversas identidades  que los hacen diferentes a los demás.

Las tribus urbanas, son grupos juveniles que mantienen códigos similares en vestuarios, música, hábitos, lugares de reunión y manera de hablar y comportarse. Las tribus urbanas aparecen por la necesidad de la persona, en cierto momento evolutivo, de salir de su entorno conocido como familia, para emprender la búsqueda de su identidad. Son jóvenes que se sienten reprimidos, no escuchados por la sociedad en donde viven, por lo que van en contra de los valores inculcados de sus padres y se convierten en rebeldes. Su proceder cotidiano está al límite de las reglas morales y sociales, por ejemplo, la manera de jugar, la disposición para beber, el escándalo, entre otros.

En México suman más de 200 tribus urbanas que conforman una subcultura de personas que tienen un conjunto distinto de comportamientos y creencias. Hay muchos tipos, desde las temidas, las extravagantes, las odiadas, las discretas, las extrañas, etcétera; entre las más conocidas se pueden mencionar a emos, veganos, punks, hippies, metaleros, fresas, bakalas, raperos, skins, góticos, rastas, cholos, entre muchas más.

Por lo anterior, es importante para un adolescente formar su carácter de manera positiva y enriquecedora, de preferencia lejos de estos grupos cuyos ideales se basan en rituales, costumbres e ideas negativas. La buena comunicación entre padres e hijos es fundamental, el primer lugar donde se tienen que sentir aceptados es en el hogar, lo que no encuentran en casa lo buscan fuera. El abandono de los padres puede llevar a los adolescentes a buscar vínculos afectivos en estos grupos.

Recordemos que no todas las tribus son negativas, hay algunas que ayudan a los adolescentes a desarrollarse de manera positiva en los ámbitos dentro de los que se desenvuelven, pero hay algunas que pueden representar un peligro ya que fomentan conductas autodestructivas y agresivas, por lo general se asocian con el abuso en el consumo de alcohol y drogas.

Es importante reflexionar que en la sociedad actual se vive de manera muy acelerada, existe competencia en los trabajos y el tiempo libre de los padres es escaso, lo que conlleva una menor calidad en la atención de los hijos, lo cual perjudica la vida de familia y expone a los jóvenes a buscar respuestas en otros inexpertos. Formar a niños y adolescentes es un gran reto y una hermosa tarea que requiere un gran esfuerzo, para dedicarles tiempo de calidad y una enseñanza basada en valores, principios y  buenos ejemplos, que les permitirán tomar buenas decisiones en el futuro.    

Please reload

Artículo de la semana

Los sistemas penitenciarios en México y el mundo

1/1
Please reload

Artículos recientes
Please reload

Secciones
Archivo