La Responsabilidad de una Mascota, di No al Maltrato Animal

 

Tener una mascota es una experiencia que beneficia a toda la familia, ayuda a construir lazos basados en el respeto, comunicación y responsabilidad, genera un enlace con la naturaleza, crea hábitos, fija límites, fomenta la compasión y la empatía. 

Tener una mascota en casa puede ayudar a los padres a abordar diversas temáticas relativas a la vida como la reproducción, el nacimiento, las enfermedades, los accidentes, la muerte y el duelo. Otros beneficios de las mascotas, sin importar la especie (perro, gato, pez, pollo, conejo), son los siguientes:

  1. Es una oportunidad para dar y recibir amor incondicional: generan sonrisas, caricias y abrazos. Enseñan a tener un tipo de relación honesta, pura y sin interés.

  2. Es una fuente de lecciones diarias de respeto y tolerancia: una mascota merece ser cuidada y respetada, no son un juguete que se pueda tirar cuando nos cansamos o cuando se vuelve vieja.

  3. Es un motivo para trabajar en equipo: una oportunidad para unir a la familia en su cuidado.

  4. Permiten compartir responsabilidades: el cuidado de un animal requiere trabajo, tiempo y compromiso de toda la familia.

  5. Ayuda a mejorar la comunicación y convivencia: se convierte en un miembro de la familia.

  6. Reduce la ansiedad y la depresión: es una terapia anti-estrés, acariciar a la mascota es relajante y esto puede ayudar a reducir la tensión arterial y además se liberan endorfinas que nos dan tranquilidad.

  7. Son una compañía segura en momentos de soledad o de enfermedad: los animales tienen una percepción única para captar una persona que necesita compañía. Son los primeros que corren a nuestro lado para darnos apoyo.

Sin embargo, son una gran responsabilidad y por lo anterior es fundamental un cambio de cultura de las personas respecto al cuidado de otros seres vivos, en especial las mascotas.

Hoy en día, son recurrentes los abusos y la crueldad hacia los animales. Lo más sorprendente es que quienes lo realizan, en muchas ocasiones, son niños y adolescentes. Ante esa situación es esencial que los padres de familia den un mensaje adecuado sobre el respeto a la vida animal.

En este orden de ideas, cabe mencionar que el pasado 19 de agosto de 2015 en el Periódico Oficial Gaceta de Gobierno del Estado de México por decreto 493, se adiciona el capítulo denominado “Maltrato Animal” en el Código Penal del Estado de México que establece una sanción a quien maltrate un animal.

Debemos comprender y reflexionar que las mascotas no son objeto que se compre y se abandone, ellos tienen las mismas necesidades biológicas que los seres humanos, es decir, les da hambre, sueño, depresión, sienten dolor ante las mismas circunstancias que nosotros y por eso es necesario darles la atención adecuada y no abusar, ni ser crueles con ellos y que los miembros de las familias tengan claro el respeto a la vida animal.

Unos consejos claves para lograrlo, empezcemos por sensibilizar sobre el lugar que los animales merecen y es por eso que se recomienda lo siguiente:

  1. Brindar el cuidado necesario a cada una de las especies. Tener en cuenta que los animales sienten y si no se atienden de manera adecuada se está cayendo en el maltrato.

  2. La empatía es importante, aunque no pueden hablar, es sustancial interpretar el lenguaje corporal de las mascotas y así saber que les gusta, si están enfermos o tristes.

  3. Inculcar un sentido de responsabilidad. Llevar una mascota al hogar no es algo que se tome a la ligera, con las reformas a la legislación estatal quien no atienda a su mascota o quien vulnere su integridad física se hará acreedor a una sanción.

Las mascotas pueden ser nuestros mejores amigos ya que brindan compañía, sacan lo mejor de nosotros y lo más increíble es que forman parte de las familias.

Please reload

Artículo de la semana

El humano y la naturaleza: una verdad incómoda

1/1
Please reload

Artículos recientes
Please reload

Secciones
Archivo