Cómo Hablar con sus Hijos Sobre el Consumo de Alcohol

 

Los padres de familia desean para sus hijos una vida saludable y un desarrollo pleno. Sin embargo, en ocasiones se presentan obstáculos que dificultan dicha meta, uno de ellos es el consumo de alcohol. Por tal motivo, es necesario que como padre de familia prepare y eduque a sus hijos para prevenir el inicio en el consumo de esta sustancia, por medio de fortalecer los factores que protegen a los miembros de la familia y evitar aquellos factores de riesgo que promueven conductas no saludables.

El alcohol es un depresor del sistema nervioso central (no un estimulante, como muchos suponen incorrectamente). Al deprimirse los centros nerviosos que controlan la conducta, ésta se libera provocando comportamiento que pueden confundirnos. 

No existe ningún curso que pueda enseñar cómo evitar que sus hijos beban. Es importante comprender que todos tienen diferentes opiniones sobre estos asuntos y corresponde a los padres decidir lo que consideran mejor para sus hijos. Niños de 6 años ya entienden cuáles son los comportamientos socialmente aceptados en relación con el consumo de alcohol. Según el manual de la Cámara Nacional de la Industria de la Cerveza y la Malta nunca es demasiado temprano para empezar a hablar con los hijos sobre este tema.

Los menores tienden a no percibir con claridad los riesgos que conlleva el consumo de alcohol. Corresponde a los padres informales sobre las consecuencias de su consumo, algunos ejemplos son:

  • Perder el autocontrol, como hablar mal, exagerar todo, comportarnos en forma inapropiada.

  • Volverse violentos entre sus familiares y amigos.

  • Olvidarse de lo que sucede.

  • Presentar movimientos motores menos coordinados y los reflejos se vuelven más lentos, afecta el control de los músculos del habla y la actividad de los ojos.

  • Volvernos propensos a causar accidentes de tránsito mortales.

  • Sufrir de dolencias graves como violaciones, asalto agravado y robo.

  • Faltar a clases o al trabajo.

  • Perder la conciencia.

  • Aumento de conflictos familiares.

  • Perder la vida o privar la vida de alguien.

En suma, hacer cosas de las que se arrepentirán más tarde.

La mejor manera de apoyar a sus hijos es estar atento, ser cariñoso y demostrarles afecto. Dígales siempre cuánto los quiere, aunque tenga la certeza que ellos lo saben. Recuerden que todo lo que dicen es tan importante como lo que hacen, los hijos observan lo que ustedes hacen y escuchan lo que dicen.

El apoyo familiar resulta indispensable para evitar el hábito de consumir alcohol, la comunicación es la base de cualquier relación entre personas, por lo que es el fundamento de la interrelación familiar. Imponga límites y cumpla las consecuencias, fortalezca la autoestima, apoye con el ejemplo, conozca a los amigos de sus hijos, motive a sus hijos para mantener amistades positivas, no refuerce el consumo de alcohol en los adolescentes, ayude a su hijo a resistir la presión social y a decir NO. Fomente actividades sociales alternativas al consumo.

 

Referencia: folleto titulado: “Be prepared to talk to your children abaut alcohol”, de la organización canadience Educ´Alcohol.

Please reload

Artículo de la semana

Infancia

1/1
Please reload

Artículos recientes

30.03.2020

Please reload

Secciones
Archivo