Perspectiva Actual del Delito de Trata de Personas en México

Apreciable lector (a), agradezco que tomes el tiempo suficiente para leer las siguientes líneas relacionadas a un delito que día a día crece como una “nube negra”, que a su paso arrasa con los Derechos Humanos: la Trata de Personas. Así pues, me permitiré hacer un breve recorrido histórico respecto a los orígenes de lo que hoy conocemos a nivel mundial como Trata de Personas.

Comenzaré haciéndole una pregunta: ¿Usted imagina desde cuando surgió el primer momento en que un hombre o mujer esclavizó a su semejante? Encontrar la respuesta resulta un poco complicado verdad, toda vez que no tenemos evidencia certera de cuándo fue ese momento preciso, en el que un ser humano dolosamente decidió explotar a otro.

Históricamente puedo referir que lo que ahora conocemos como Trata de Personas inició con la esclavitud, entendiéndola como: “el estado o condición de un individuo sobre el cual se ejercitan los atributos del derecho de propiedad o algunos de ellos”, de acuerdo a la Convención sobre la esclavitud aprobada por la Sociedad de las Naciones el 25 de septiembre de 1926. La esclavitud como inicio en la historia de la humanidad, está vinculada a las guerras, trueques (intercambio comercial) y a la consideración de las mujeres como objetos sexuales, puesto que eran dadas a los triunfadores de guerras como trofeos a los que podían desechar en cualquier momento como quien desecha un simple trozo de papel.

No obstante, no todo es oscuro e inhumano, afortunadamente a nivel internacional contamos con un Protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente mujeres y niños, que complementa la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional. Este contempla también lo que debe entenderse por Trata de Personas, que a continuación cito textualmente:

“…La captación, el transporte, el traslado, la acogida, o la recepción de personas, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o a una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra, con fines de explotación, esa explotación incluirá, como mínimo, la explotación de la prostitución ajena u otras formas de explotación sexual, los trabajos o servicios forzados, la esclavitud o las prácticas análogas a la esclavitud, la servidumbre o la extracción de órganos…”.

Sin duda, resulta interesante y a la vez un tanto difícil desmenuzar todo el concepto para entenderlo completamente en el presente artículo. Además, para su correcto análisis utilizaríamos casi todo el número de la presente revista, sin embargo, esto no significa que usted no pueda realizar el ejercicio posteriormente para comprender y reflexionar sobre lo que usted entenderá por Trata de Personas.

En alguna ocasión cuando se le preguntó a la ciudadanía ¿Qué es para ti la Trata de Personas?, algunos respondieron que desconocían el término, otros mencionaron que es la explotación del hombre por el hombre y otras personas comentaron simplemente que es cuando uno explota y vulnera los derechos humanos de un individuo.

Ahora bien, vamos a imaginar a la Trata de Personas desde una perspectiva multidimensional, como un juego de rubik o juego de cubo como se le conoce en nuestro país. Claro, sin demeritar o estigmatizar tan entretenido juego de inteligencia, ¿lo ve?


Es claro que tiene varias piezas que lo componen como a la Trata de Personas y cada color puede ser una modalidad diferente, por ejemplo, las piezas rojas explotación sexual, las amarillas mendicidad forzosa y así podríamos identificar cada modalidad con cada color.

Ahora, ¿sabe usted que la Trata de Personas muta o cambia conforme evoluciona la humanidad? Claro, un ejemplo de esto es el enganche a través de las diferentes redes sociales existentes en el mundo y que día a día tienen más usuarios, en el entendido que es una excelente herramienta de comunicación cuando se usa correctamente, pero que los integrantes de las redes de tratantes usan en algunos casos para el enganche de personas, pues antes de que existieran, tal vez el enganche de personas se daba de otra manera, como el enamoramiento, que aún sigue vigente como estrategia.

Entonces en pleno siglo XXI, podrá usted notar y diferenciar que en siglos anteriores de la humanidad, no existían tantas modalidades de Trata de Personas (esclavitud) como la condición de siervo, explotación sexual o cualquier otra acción similar al esclavismo. Tal y como ahora las tenemos jurídicamente previstas en la Ley General para Prevenir, Sancionar y Erradicar los delitos en materia de Trata de Personas y para la Protección y Asistencia a las Víctimas de estos Delitos, a través del Artículo 10, en el que se aducen once modalidades, por mencionar algunas: la prostitución ajena u otras formas de explotación sexual, explotación laboral, mendicidad forzosa, la utilización de personas menores de 18 años en actividades delictivas.

Retomando el ejemplo del juego de rubik, la Trata de Personas ya no se ve lineal con ángulos rectos, ¿recuerda que este delito muta o evoluciona? Ahora lo podríamos imaginar así:



¿Más complicado verdad? Pues así pasa con la Trata de Personas, al ser posicionado a nivel mundial en segundo o tercer lugar por diagnósticos como los de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), al referir que genera grandes derramas económicas en beneficio de los victimarios a costa del sufrimiento de las personas.

Entonces tal vez se pregunte ¿por qué evoluciona la Trata de Personas específicamente en México? Bueno, podría mencionarleinfinidad de razones, pero me abocaré a referir en lo general las siguientes:

  1. Ley de la Oferta y Demanda

  2. Poco o nulo combate al delito

  3. Corrupción

  4. Normalización del delito

  5. Usos y costumbres injustificados

  6. Prevención y difusión regular

  7. Desmotivación de la Denuncia