Prevención en Redes Sociales

 

El avance acelerado que ha tenido la tecnología en los últimos años ha puesto a disposición de chicos y grandes equipos tecnológicos cada vez más sofisticados, como los famosos “teléfonos inteligentes” o smartphones, tabletas y computadoras, que traen consigo acceso ilimitado a un conglomerado inmenso de información, comunicación multimodal e interactiva libre de límites espaciales y de tiempo.

 

Este acceso ilimitado a la red de redes: Internet, ha permitido comunicarse a lugares alejados, compartir imágenes, información, vivencias y acercar a la familia a través del uso de cámaras de video y conversaciones en tiempo real.

En este sentido surge el auge de las redes sociales, posicionándose como parte esencial de la vida de millones de personas alrededor del mundo y como reflejo de la necesidad del ser humano de expresión y reconocimiento; el ser humano es un ser social por naturaleza, y el uso de redes sociales se convirtió en una manera fácil de interactuar.

Los mexicanos no han estado exentos de la proliferación de las redes sociales; son muchas las horas al día que se invierten en navegar en la red, consultar las actualizaciones y nuevos eventos, las selfies se posicionan en los perfiles de millones de personas; compartir fotos de los hijos, mascotas, fiestas, escuelas, antros y prácticamente de cada paso que se da es el común denominador en la mayoría de los perfiles de las redes sociales, siendo las más populares: Facebook, Twitter, Whatsapp, Youtube, Instagram, entre muchas otras.

Sin embargo, a pesar de las múltiples ventajas de las redes sociales para “conectar” a las personas, poco a poco y contrariamente, han alejado a los seres humanos; hoy en día es común ver a las familias o grupos de amigos juntos pero cada uno inmerso en un mundo creado en un aparato tecnológico; las pláticas cara a cara se ven interrumpidas por subir a las redes sociales ese momento; las comidas familiares se han ido opacando con las múltiples aplicaciones tecnológicas que mantienen distraídos a chicos y grandes y así paulatinamente se pierde el verdadero sentido de convivencia humana; estamos en un lugar físico y virtual al mismo tiempo, através de los aparatos tecnológicos.

Por lo anterior, es importante establecer y cumplir los límites de tiempo en cuanto al uso de teléfonos, tabletas y computadoras, propiciar la convivencia y aprovechar el tiempo que se pasa con la familia y amigos sin interrupciones provenientes de las redes sociales.

Asimismo, es importante considerar el peligro al que se expone una persona al hacer públicos sus datos personales, rutinas, familia, sentimientos y otros muchos aspectos de su vida, lo que la convierte en vulnerable a un sin fín de delitos.

En este sentido y con el objetivo de disfrutar todas las ventajas que nos ofrecen las redes sociales, sin arriesgar la integridad y privacidad, es necesario adoptar determinadas medidas:

1. Revisa la configuración de privacidad de tus redes sociales y restringe el acceso a tu información y fotos.

2. Evita publicar datos personales como: dirección, trabajo o teléfono. Esta información puede facilitar tu localización a personas ajenas y delincuentes.

3. Cuando elijas una contraseña, procura que sea compleja y difícil de adivinar. Si una persona con malas intenciones llega a descubrirla podrá acceder a toda la información que tengas almacenada y suplantar tu identidad.

4. Si decides hacer públicos tus sentimientos y problemas familiares toma en cuenta que puedes sufrir un bombardeo de comentarios que pueden complicar aún más la situación.

5. No proporciones información sobre tu situación laboral, patrimonial, familiar o futuros planes y viajes.

6. Cuando subas fotos o videos ten en cuenta que estás cediendo la gestión de ese material, por lo que tu privacidad puede verse afectada.

7. No publiques fotos comprometedoras o vergonzosas tuyas o de tus conocidos, si lo haces restringe el acceso a las mismas.

8. Procura no agregar contactos que no conozcas y que no sean plenamente de tu confianza.

Please reload

Artículo de la semana

El humano y la naturaleza: una verdad incómoda

1/1
Please reload

Artículos recientes
Please reload

Secciones
Archivo