Consumismo: ¿Hábito ó Falta de Conciencia? Noviembre-Diciembre 2013. Año 4.Núm.22

05/11/2013

Según Paul Ekins (1991), una sociedad de consumo es aquella en la que la posesión y el uso de un número y variedad crecientes de bienes y servicios constituyen la principal aspiración de la cultura y se perciben como el camino más seguro para la felicidad personal, el estatus social y el éxito nacional (p. 244).

 

Este número que tienen en sus manos coloca como tema central el consumismo, entendido como la práctica central de una sociedad enfocada a mercancías no necesarias para la supervivencia (Cortina 2003, p. 65).

¿Por qué decidimos posicionar este tema en el número correspondiente al bimestre noviembre-diciembre? Porque diciembre es uno de los meses más activos para la economía tanto nacional como internacional. Es el mes de los convivios de oficina, las posadas, la cena de Nochebuena y los regalos correspondientes de Navidad o de reyes magos. En esta inercia es frecuente que perdamos la noción de aquello que es necesario y aquello que no lo es. Es común también que realicemos compras que se encuentran completamente fuera de nuestro presupuesto y pasemos meses y meses con una carga económica adicional.

Como podrán leer en los artículos que referimos, el consumismo puede analizarse desde aristas sumamente distintas. Podemos estudiar cuáles son los efectos del consumo excesivo sobre los recursos naturales del planeta. Pero también, podemos medir cómo ha impactado el consumismo en áreas como la medicina, con el aumento exponencial de partos por cesárea.

Las instituciones encargadas de velar por los consumidores enfocan sus esfuerzos en que las empresas cumplan a cabalidad los lineamientos de calidad de los productos o servicios que comercializan. No obstante, no encontramos en nuestro país instituciones gubernamentales que, adicionalmente, se ocupen y preocupen por generar conciencia acerca de si es o no necesario consumir. En otras palabras, no encontramos preocupación alguna por generar conciencia acerca de la falsa relación entre la identidad de los individuos respecto a lo que compran, visten o consumen.

Con estas reflexiones los invitamos a que hagan una autoevaluación respecto de sus hábitos de consumo. Con suerte, el contenido de esta revista permeará para hacer de ustedes personas dueñas de sus decisiones al momento de sacar la cartera.

Fuentes consultadas

 

Ekins, Paul (1991). “A sustainable Consumer Society, a contradiction in terms?”. International Environment Affairs.
Cortina, Adela (2003). Por una ética del consumo: la ciudadanía del consumidor en un mundo global. Madrid: Taurus.

Please reload

Artículo de la semana

El humano y la naturaleza: una verdad incómoda

1/1
Please reload

Artículos recientes
Please reload

Secciones
Archivo