El Consumismo, una Práctica Peligrosa

02/11/2013

 

La deforestación destruye lo esencial para suplir lo superfluo.

El consumismo es uno de los legados más grandes que ha dejado a la humanidad el capitalismo, es un sistema que promueve la adquisición de bienes y servicios; sin aparente necesidad más que el signo de prestigio en un grupo social, en muchos casos es la única manera de obtener satisfacción y felicidad personal. La sociedad de consumo se ha desarrollado en mayor escala en países occidentales y comúnmente es incentivada por la publicidad, el corto periodo de vida de los productos, la presión social y la cultura.

 

El consumismo ha traído consigo efectos devastadores en todos los niveles, desde el personal hasta el global, impactando directamente en las familias, las sociedades y los países. Sin embargo, la secuela que deja al medio ambiente es catastrófica. Actualmente, existen severos problemas que se relacionan directamente con el desmesurado consumo de los recursos naturales, así como con los procesos de producción a los que se someten.

Tal parece que como sociedad no nos percatamos del desgaste que causamos a la atmósfera, que es un bien común de la humanidad,
la cual cuenta con infinidad de recursos que estamos agotando. Los glaciares desaparecen antes de lo estimado y la geografía del clima cambia más rápido que nunca; 60% de los sistemas fluviales del mundo se encuentran fragmentados; la mitad de los humedales del mundo han desaparecido; 70% de los bancos pesqueros comerciales están sobreexplotados. Actualmente y en los próximos años, viviremos fenómenos migratorios inevitables de gran magnitud que cambiarán nuestros sistemas políticos para siempre. La temperatura de los últimos 15 años ha sido la más alta registrada en la historia. Trece millones de hectáreas de bosques desaparecen cada año. En los últimos 50 años, el consumo de agua se ha triplicado, el de combustibles fósiles y papel se ha quintuplicado y el de carne creció 550%. Desde 1950, los intercambios económicos internacionales se han multiplicado por 20.

Sin embargo, el consumismo no sólo ha traído consigo grandes problemas ecológicos, sino también sociales. Concentrando la riqueza de la humanidad en tan sólo 2% de la población. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) reporta que la brecha económica es mayor que hace una década. De la explotación de los recursos naturales del planeta, 80% los consume tan sólo 20% de la población, sin embargo, esta realidad no se ve reflejada en desarrollo económico global, pues 50% de las personas con los ingresos más bajos del planeta viven en países ricos en recursos.

La velocidad con la que estamos explotando los recursos no se podrá mantener social ni ecológicamente por mucho tiempo. La rapidez con la que explotamos los recursos es mucho mayor a la capacidad de regeneración, a la tierra le toma año y medio regenerar lo que se explota en un año. Reducir la huella ecológica es un gran reto al cual nos enfrentamos como humanidad. Debemos concientizarnos y poner nuestro granito de arena, pensando dos veces en la cantidad de productos que compramos, ya que el descontrolado nivel de consumo actual es proporcional a la incertidumbre de la viabilidad del mundo como lo conocemos.

Fuentes consultadas
 

Arthus-Bertrand, Yann (2009). Home [duración: 93 minutos 18 segundos]. Europa Corp.
Semarnat (2007). ¿Y el medio ambiente? Problemas en México y el mundo. México:

Semarnat.

 

 

etiquetas:

Please reload

Artículo de la semana

COVID-19 y el nuevo orden mundial

1/1
Please reload

Artículos recientes
Please reload

Secciones
Archivo