Fernando Platas: El Deporte en el Estado de México

03/07/2013

Presentamos a ustedes una entrevista realizada a Fernando Platas, una leyenda viva del deporte mexicano. Entre sus logros en el ámbito deportivo destacan tres medallas en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de 1990; medalla de plata en los Campeonatos Mundiales de la Federación Internacional de Natación; Premio Nacional de Deporte en 1995; medalla de plata en la plataforma de tres metros y abanderado de la delegación mexicana en los Juegos Olímpicos de Sídney 2000, así como abanderado por segunda vez en Atenas 2004. Adicionalmente, ha sido comentarista deportivo de Televisa. Actualmente se desempeña como director general del Instituto Mexiquense de Cultura Física y Deporte.

 

A veces los que menos los valoramos somos nosotros mismos como mexicanos, pues tenemos campeones mundiales y campeones olímpicos.

 

 

Es del conocimiento público que usted fue uno de los más grandes deportistas que en su momento tuvo nuestro país, a tal grado de ser el abanderado de la delegación mexicana en los juegos olímpicos de 2000 y 2004, además de lograr una medalla de plata en las olimpiadas de Sídney 2000. Desde su punto de vista, ¿por qué en México el deporte de alto rendimiento no ha logrado tener el éxito que todos queremos ver?

Grandes deportistas este país siempre ha tenido. Esta pregunta pareciera un tanto subjetiva, porque yo afirmaría que México ya ha tenido grandes logros deportivos. Me parece que a veces los que menos los valoramos somos nosotros mismos como mexicanos, pues tenemos campeones mundiales y campeones olímpicos. No obstante, sé que aún podemos hacer más. Estoy convencido de que lo que hace falta es orden y que entendamos que en el deporte competitivo necesitamos profesionales, entrenadores, dirigentes, asociaciones, federaciones y atletas. Pero entendiendo por profesionales a aquéllos que lo reflejen en su actitud y en lo que significa ser el mejor deportista de su especialidad y no en el hecho de que se les pague bien. Reitero, hace falta orden y profesionalismo.

Actualmente el deporte y la cultura física son considerados como vehículos para promover la salud, el esparcimiento y la recreación; sin embargo, no es visible una política pública que articule estos elementos en la infraestructura deportiva pública del país, ya sea en los estados o municipios, ¿cuál sería su propuesta para detonar el deporte en los espacios públicos que hoy tiene la ciudadanía a su alcance?

Efectivamente, una política pública debe ser la cultura física, pero eso no significa que sólo se implemente en los espacios deportivos, debe existir también en las escuelas, en los deportivos y que sea parte de nuestra agenda personal, pues es un tema de salud. Si en la escuela nos enseñan a leer y escribir, ¿por qué no se enseña a cuidar nuestro estado físico de manera básica o a cuidar nuestra alimentación? Éste es el enfoque correcto, que se convierta en una herramienta de prevención que podamos utilizar toda nuestra vida. Te comento que en el Estado de México se está desarrollando un programa piloto de evaluación de la capacidad funcional, donde estamos midiendo en qué situación estamos en el tema de obesidad y cómo podemos mejorar, lo que no se mide no existe y evidentemente no se pude comprender cómo corregirlo.

La descentralización de los institutos del deporte en los municipios es, sin duda, un tema en boga con el cual se pretende fortalecer la masificación del deporte. ¿Cómo combinar en este proceso la participación de las asociaciones del deporte y qué papel deben jugar el Estado y la federación para que los municipios cuenten con instituciones deportivas de alto nivel?

Sin lugar a duda, el deporte de iniciación está en los municipios, es ahí donde podemos atender a la mayoría de la población, por ello es importante tener no sólo un instituto, sino uno que sea descentralizado y que cuente con la capacidad de manejar recursos autogenerados para así hacer cumplir y desarrollar los programas que su población requiera. Es ahí donde nosotros como Estado podemos capacitar o desarrollar entrenadores que a largo plazo son de vital importancia, pues son promotores permanentes de la cultura del deporte popular.

¿Qué opinión tiene respecto a que el deporte pueda ser considerado un factor promotor de un Estado solidario y generador de paz, es decir, que existan programas que hagan que desde la trinchera del deporte se combata la inseguridad en las comunidades?

Estoy convencido de ello, el deporte ha demostrado no hoy, sino desde hace tiempo, que es un promotor de salud y de seguridad. La falta de actividades orilla lamentablemente a los jóvenes a realizar acciones de ocio o, peor aún, los induce a los desastrosos vicios. En este sentido, el deporte no sólo es preventivo sino que puede ayudar en la rehabilitación de malos hábitos. Siempre y cuando sea bien implementado, con un objetivo claro y social. Te comparto el ejemplo que se dio en la ciudad de Nueva York, en donde las autoridades organizaron un torneo nocturno de basquetbol, el cual permitió bajar históricamente los índices delictivos, toda vez que el torneo mantenía ocupada a gran parte de la juventud por lo menos cuatro horas en los horarios más conflictivos.

¿Cuál es el gran reto que hoy deben plantearse las autoridades deportivas en lo relacionado al deporte escolar, tomando en cuenta temas como: la creación de más ligas, mayor detección de talentos, ampliación de la infraestructura deportiva y becas estudiantiles deportivas?

Estoy convencido de que el planteamiento correcto es utilizar al sector educativo para crear ligas escolares, que eventualmente serían escuelas de iniciación y en donde no sólo se daría una herramienta a los alumnos para el aprendizaje, sino que se estarían construyendo escuelas de verdadero desarrollo, permitiendo así una oportuna detección de talentos en los inicios deportivos y de ahí canalizarlos a una actividad que pueda tener un alcance profesional. Es ahí donde está el futuro del deporte profesional del país.

Finalmente, ¿cuál es la meta para usted en lo relacionado con el deporte mexiquense?

Es un honor, primero, estar al frente del deporte mexiquense, por lo que representa para mí ser exatleta de esta entidad y por el gran apoyo que siempre tuve de mi hogar y, segundo, ser parte de un proyecto donde el deporte social es la base para poder tener mejores mexiquenses, con mejor calidad de vida.

Como Instituto, la meta es tener un sistema estatal del deporte completamente coordinado con los municipios y asociaciones deportivas, además de que todos los que forman parte de este sistema (como son: el deporte militar, escolar, clubes privados y profesionales) tengan una participación activa, en donde la visión es desarrollar el deporte social como fundamento y sustento de este estado, que es el que mayor representación tiene en el deporte competitivo, en todos los niveles. Asimismo, poder fortalecer la generación de profesionales en el deporte, iniciando por los entrenadores, ayudándoles a desarrollarse y mejorar su preparación.

Please reload

Artículo de la semana

La deuda urgente del gobierno con el sistema penitenciario

1/1
Please reload

Artículos recientes
Please reload

Secciones
Archivo