El Aficionado de los Diablos Rojos, su Pasado y Presente A Través de los Medios de Comunicación

01/07/2013

 Si bien es cierto que el futbol lo componen veintidós jugadores, un balón, un árbitro y sus asistentes, no podríamos concebir a esta apasionante actividad sin los aficionados. Aquellos seguidores que semana a semana desbordan pasiones para influir en el aspecto anímico de los futbolistas y para generar un ambiente único e incomparable.

 

 En Toluca hay una afición fiel a sus Diablos. Hace más de nueve décadas esta ciudad adoptó el rojo como su color representativo dentro de las fronteras del balompié. Su insignia contagió a los cientos de entusiastas que encontraron en este equipo un estilo de vida.

La mancha roja ha crecido de forma inigualable. En toda la República y en los cinco continentes encontramos seguidores del Deportivo Toluca. No importa que hablen diferentes idiomas, todos ellos tienen algo en común: la pasión por nuestros Diablos Rojos de Toluca. Muchos de ellos heredaron una tradición que se ha transmitido por más de cuatro generaciones; algunos otros han encontrado empatía con el buen futbol, que nos ha llevado a tener grandes éxitos desde nuestra aparición en el balompié.

Jugar en casa siempre tiene un sabor especial. El domingo es todo un ritual al mediodía. A esa hora el sol no hace sombra y justo cuando la oncena escarlata salta al terreno de juego retumba el grito de miles que vibran con emoción: ¡Diablos! ¡Diablos!

Sin embargo, la labor del aficionado va más allá de los 90 minutos activos del partido. Un seguidor fiel y leal sigue diariamente el acontecer de su equipo: las reacciones, entrenamientos y todo lo que gira en relación con el club que se ha ganado nuestro cariño.

Desde la aparición del Deportivo Toluca, nuestros aficionados han encontrado en el juego distintos significados: carácter, alegría, pasión y emoción. Con este escudo existen lazos que no se olvidan, por el contrario, el cariño se acrecienta. Nuestra gente se ha preocupado por estar cerca de nosotros y nos acompaña en cualquier plaza, dentro y fuera del país, para hacer sentir su apoyo y emocionarse junto a su equipo.

 

Para muchos, el aficionado pareciera ser únicamente un elemento pasivo dentro del futbol, pero no es así. Desde que rodó por primera vez el esférico, ha tomado un papel crucial en la industria del balompié, encontrando una evolución intrínseca a través de la mercadotecnia y los medios de comunicación.

La transición de los medios y la adaptación del aficionado

El periódico impreso dejó grabadas nuestras primeras alegrías en el balompié. Sus páginas registraron aquellos títulos municipales, estatales y de primera fuerza. Sus crónicas nos hacen recordar el ascenso a la máxima categoría y nuestros primeros dos títulos de liga (1967 y 1968). Ese diario en donde las historias huelen a tinta fresca, siguen informando a nuestros aficionados con ese formato que se resiste a desaparecer y que convive con sus ediciones digitales, difundidas con inmediatez a través de Internet.

En esta ciudad, se tiene registrado que El Conservador, editado por José María Heredia en 1831, fue el primer diario en circulación. Más de 100 años después, El Sol de Toluca, fundado en mayo de 1957, se convirtió en uno de los primeros periódicos que cubrió de manera cotidiana a los Diablos Rojos. Desde entonces preserva esta tradición y continúa su labor informativa sobre el deporte más importante de esta ciudad hasta nuestros días.

A la par del periódico, la radio cautivó a la afición de esta ciudad. Si bien es cierto que la primera emisora se fundó en 1921, con el arranque de la segunda mitad del siglo XX, el auge de este medio cobró relevancia a lo largo del territorio nacional con la creación de la frecuencia modulada (fm). Esta situación permitió a la afición escarlata disfrutar de la transmisión de partidos de balompié. Fueron los estilos de los narradores, algunos muy románticos, otros muy enérgicos, los que detonaron esa gran pasión de nuestros seguidores cuando escuchaban las gestas de los futbolistas en sus hogares, el automóvil o la tiendita de la esquina.

 

Con el domingo llegaban los encuentros emotivos y los relatos mágicos de la radio llenando de adrenalina a nuestros simpatizantes, quienes imaginaban los goles de Carús, Epaminondas y Pereda. En la mente de aquellos antiguos aficionados se grabaron grandes recuerdos de la entrañable Bombonera, hoy llamada Estadio Nemesio Diez.

Con la llegada de la televisión (1950), en México cambió la forma de disfrutar el futbol. Miles de fanáticos pudieron ver a nuestros Diablos levantar el trofeo de campeón en 10 ocasiones. Primero fueron las imágenes en blanco y negro, después a todo color. Luego llegó la era high definition y la espectacular tercera dimensión. El telespectador escarlata vive hoy en día la posibilidad de sentir, literalmente, los partidos de nuestros Diablos Rojos presenciando los duelos desde su pantalla y con sonido envolvente.

El nuevo siglo ha iniciado con una evolución tecnológica sin precedentes. Toda la información es al instante gracias a Internet. Los contenidos están a la mano del usuario: la nota del último partido, el video del más reciente gol o la declaración del nuevo refuerzo. Miles de aficionados están enlazados de manera inmediata con sus diferentes dispositivos de acceso. El sitio oficial de los Diablos Rojos, www.deportivotolucafc.com, ha sido la plataforma para generar una comunión con los aficionados a través de la información oficial. Ahí están los relatos del pasado y del presente, las imágenes que nos han hecho vibrar de emoción y que, gracias a la tecnología, los seguidores más jóvenes de nuestro equipo pueden revivir.

Actualmente las opciones para seguir a nuestro equipo son sumamente versátiles. No obstante a ello, la adrenalina y emoción por nuestro escudo, por nuestros colores, por nuestra historia, no han cambiado. Ahora grandes y chicos, niños y niñas, comparten su pasión por los Diablos Rojos. En cada grito de gol se concentra el cúmulo de sus voces, mismas que nos hacen buscar siempre la victoria.

 

Por casi un siglo, los medios de comunicación nos han contado tantas historias del Deportivo Toluca. Sin embargo, la pasión que se vive en nuestro Estadio Nemesio Diez sigue llenando de emoción a todos los aficionados del balompié, en especial a los del Deportivo Toluca Futbol Club, quienes se vuelven protagonistas de este espectáculo que paraliza a la ciudad durante 90 minutos.

La evolución de los medios no ha terminado… ¿Qué nos ofrecerá en el futuro?

etiquetas:

Please reload

Artículo de la semana

Carta de la directora

1/1
Please reload

Artículos recientes
Please reload

Secciones
Archivo
Please reload

Revista Pensamiento Libre "Por la libre comunicación de las ideas" ®