Entrevista. Laura Angélica Rojas Hernández, Senadora de la República como Representante del Estado de México

Con el objetivo de adentrarnos en uno de los nichos de la política mexicana más importantes, el Poder Legislativo, en este número de Pensamiento Libre entrevistamos para la sección Política a la senadora de la República Laura Rojas, como representante del Estado de México.

 

En el Senado de la República, conocido también como la Cámara Alta, se han aprobado recientemente nuevas leyes, como la de amparo; así como importantes reformas en materia de Ley General de Víctimas, deuda pública, transparencia, laboral, entre otras.

La licenciada Laura Angélica Rojas Hernández es senadora de la República en la LXII Legislatura por el Partido Acción Nacional (PAN). Es licenciada en Ciencias Políticas y Administración Pública por la ENEP Acatlán de la Universidad Nacional Autónoma de México y maestra en Gobierno y Asuntos Públicos por la misma casa de estudios. Fue diputada federal de 2006 a 2009 y regidora del municipio de Tlalnepantla, Estado de México. En el Senado ha trabajado de manera activa en importantes reformas en materia de transparencia y rendición de cuentas.

1. De acuerdo con la teoría política, la representación de los Estados recae en la Cámara de Senadores. ¿Cómo materializa usted en su trabajo legislativo esta representación como senadora mexiquense?

Si bien somos representantes de las entidades federativas, es nuestro deber velar por el interés nacional, así que partimos de que toda decisión debe ser considerada en este contexto. En cuanto a la representación de mi estado, la podría definir en tres vertientes. Primero, la que es propiamente legislativa, cuyo principal deber es cuidar que la soberanía de los estados, el pacto federal, las leyes de competencia concurrente y cualquier quehacer legislativo, siempre busquen el bien común. Con esa base tratamos de que los acuerdos nacionales siempre contemplen las necesidades e intereses del Estado de México y, en oposición, que ninguna norma emitida por el Congreso de la Unión afecte negativamente la vida de los mexiquenses.

Otro plano de esta representación está en la vinculación directa con los ciudadanos, a través de una casa de enlace donde realizamos gestorías, asesorías y, en la medida de nuestras posibilidades, brindamos apoyo a quienes lo solicitan. Por supuesto, es un medio importante para saber qué esperan nuestros electores del mandato que nos han dado en esta labor como legisladores federales.

Finalmente, está el aspecto político, en el que doy seguimiento a lo que sucede en mi estado, al desempeño del gobierno en sus diferentes órdenes para apoyar y sumarme, cuando una acción en beneficio de los ciudadanos lo requiere, y también para denunciar cuando existen actos de los gobernantes en perjuicio de los mexiquenses.

2. ¿Cómo se construye el diálogo entre un senador y un gobernador del estado de partidos distintos?

Con respeto y en la lógica de que ambos somos servidores de la gente, que les debemos cuentas claras a nuestros electores. En esa medida, se debe dar una colaboración para el bien del Estado de México, una supervisión del debido quehacer que, como decía, debe estar en el plano de la colaboración para lo positivo y de la denuncia para lo negativo.

Toda obra para bien de los ciudadanos con transparencia y eficiencia la apoyaré desde mi competencia y todo lo malo (la corrupción, la opacidad, la ineficiencia) lo denunciaré y combatiré.

3. ¿Existe algún tipo de vínculo de colaboración o coordinación con presidentes municipales?

No formalmente, que debería de haberlo. Hemos tenido acercamientos políticos que han facilitado el diálogo, la retroalimentación y, como bien dices, la coordinación en beneficio de los mexiquenses.

Existe una buena relación; cuando hay temas particulares los vemos conjuntamente. Estoy en la mejor disposición de escuchar y atender a todos los presidentes municipales que requieran mi apoyo, sin importar afiliación partidista y, por supuesto, de ser necesario los consultaré, cuando su experiencia pueda contribuir a mejorar mi desempeño legislativo.

4. ¿Cuáles son los cinco problemas prioritarios del Estado de México y cómo podría contribuirse desde el Senado de la República a resolverlos?

La seguridad pública es un problema esencial en el Estado de México. Se han incrementado de forma alarmante los feminicidios, los robos en sus diversas modalidades, a tal grado que han surgido los denominados “grupos de autodefensa” o “policías comunitarias”, cuyo origen es incierto y que son un peligro para la gobernabilidad en los municipios e, incluso, en el estado. Por ello, presenté un punto de acuerdo pidiendo la aplicación de la ley en todo el país respecto de este tipo de organizaciones.

Nuestra deuda pública es otro problema latente, si bien no hemos llegado a niveles críticos, la ausencia de reglas claras en su contratación, la opacidad y su mal manejo mantienen la luz amarilla encendida y es importante velar por el manejo responsable de la deuda, tanto en los municipios como en el gobierno estatal. Tenemos una de las deudas más grandes de todo el país.

Es fundamental reorganizar y mejorar el transporte público, pues afecta directamente a la mayoría de los mexiquenses, particularmente a quienes viven en zonas urbanas.

También debe atenderse pronto la escasez de parques y jardines, ya otros estados en sus ciudades han rescatado espacios públicos para esos fines fomentado las ciclovías. Hemos tenido poca o nula planeación urbana, sin medir las consecuencias en depredación del medio ambiente y sin asegurar servicios básicos como el agua y vialidades adecuadas.

Existen otras problemáticas que implican un fuerte reto para solucionarse, como el desempleo, la marginación en zonas rurales, la contaminación en nuestros ríos, entre muchos otros.

5. ¿Cuáles son las iniciativas que ha presentado, o en que ha participado, en beneficio del Estado de México? ¿Por qué?

Hasta el momento he suscrito 25 iniciativas, algunas de ellas en colaboración con otros legisladores, otras las he trabajado desde hace tiempo, incluso antes de ser senadora.

Participé activamente en la iniciativa del Grupo Parlamentario del PAN en materia de deuda pública, tema que he trabajado desde que coordinaba a los diputados locales del PAN en todo el país.

Presenté la iniciativa que fortalece el sistema de transparencia, rendición de cuentas y protección de datos personales, el cual tendrá alcances federales y locales, por lo que los mexiquenses podrán hacer efectivo su derecho de conocer qué hacen sus gobernantes, cómo se gastan sus impuestos, de tener acceso fácil a toda la información que los servidores públicos debemos proporcionarles. En esa misma lógica, ahora trabajamos para legislar en el combate eficiente a la corrupción, un tema toral para todos los mexicanos y, por ende, para los mexiquenses.

6. ¿Qué beneficios traerá para los ciudadanos la reforma que regula la adquisición de deuda pública para las entidades federativas? ¿Considera que dicha reforma impone limitantes al desarrollo de los estados y municipios?

 

Si bien la deuda pública representa un valioso instrumento para financiar proyectos de inversión pública productiva, el hecho es que incrementos exagerados en los pasivos de las entidades locales conllevan el riesgo de insolvencia; esto es, la imposibilidad de cumplir en tiempo y forma con los compromisos financieros adquiridos por el contrayente. La insolvencia se caracteriza adicionalmente por una insuficiencia estructural de recursos para hacer frente al servicio de la deuda.

El riesgo más grande de una potencial crisis de deuda a nivel estatal es el efecto que ésta pudiera tener sobre el panorama macroeconómico. Así, dependiendo de la magnitud de la entidad subnacional y su nivel de endeudamiento, una crisis local puede devenir en la desestabilización de la economía en su conjunto.

Por eso la regulación de la deuda previene que pueda haber una crisis de esta proporción, además inhibirá la corrupción y garantizará a los ciudadanos que la deuda sea responsable, que no comprometerá a las generaciones futuras y que se gastará en lo que debe de gastarse.

La responsabilidad, no sólo en la deuda pública, sino en las finanzas en general, tiene una repercusión en muchos niveles.

7. Actualmente, con el Pacto por México, los ciudadanos percibimos unidad y acuerdo entre los distintos partidos políticos. Usted como senadora destacada en el impulso de los temas de transparencia, rendición de cuentas y controles democráticos, ¿considera que el corto tiempo en el que se logran los consensos resulta en detrimento del diálogo, el equilibrio de poderes o la transparencia?

No, creo que el Pacto por México ha sumado muchas de las propuestas del PAN y que en el Congreso ha existido hasta el momento un debate abierto, transparente de cómo aterrizar las reformas legislativas que han quedado dentro del Pacto.

Muchos de los puntos del Pacto por México son temas que se han estudiado y discutido desde hace muchos años, si bien ahora han tenido procesos céleres, no se partió de cero, sabíamos qué queríamos y qué no queríamos y por ello ha resultado más fácil poder procesarlos.

En el caso de la reforma en materia de transparencia, se escuchó a todos los actores, a funcionarios, sociedad civil, y todo se publicó en la página de internet, se televisó, incluso se dio a conocer el predictamen y el resultado fue muy bueno en términos generales.

 

Please reload

Artículo de la semana

Los sistemas penitenciarios en México y el mundo

1/1
Please reload

Artículos recientes
Please reload

Secciones
Archivo