Un Acercamiento a la Ecología Social

02/07/2012

 

La sociedad actual atraviesa por una crisis,se vive en una desestabilización generalizada que atañe diferentes escenarios de la misma. La crisis es económica, de credibilidad política, de valores, entre otras. Nuestra época se caracteriza por el desarrollo científico y tecnológico, donde destaca la aparición de las redes sociales. Seda importancia a todo aquel desarrollo que fortalezca la economía de las naciones que,lamentablemente, aterriza en unas cuantas personas. Sin embargo, a costa de esa gran competitividad y desarrollo, se han desprotegido aspectos fundamentales para la vida: el medio ambiente y al ser humano.

 

LA ECOLOGÍA SOCIAL CUESTIONA A LA MODERNA QUE PONE EN RIESGO EL MOVIMIENTO VITAL DEL AMBIENTE Y LA EXISTENCIA HUMANA.
 

La ecología trata del equilibrio dinámico de la naturaleza, que incluye al ser humano. La ecología social, por su parte, tendría como finalidad la promoción de la conciencia y la sensibilidad que nos permitiría como seres humanos revigorizar la reconstrucción de lo que es una aparente dislocación entre el mundo natural y el social.

Dentro de un análisis crítico, tendríamos como sociedad que dar cuenta de que la rapacidad del mercado ha mermado toda índole de relación con lo natural (exponiéndole a deterioros inaceptables, algunos, irreversibles) y que esto ha traído como consecuencia un detrimento de la calidad de vida de miles de personas llevándolas incluso a límites de pobreza inadmisibles, ni qué decir de los cambios en el medio ambiente que al planeta completo han trastocado.
La ecología social cuestiona a la sociedad moderna que pone en riesgo el movimiento vital del ambiente y la existencia humana. Elabora cuestionamientos acerca de la factibilidad de lograr –nuevamente– el equilibrio entre la naturaleza y el desarrollo de la humanidad. Se pregunta acerca de las instituciones reguladoras de las relaciones sociales y la sensibilidad ecológica. Se cuestiona sobre la dialéctica entre el desarrollo y la integración humana, ¿dónde quedó el respeto por la naturaleza dentro de los parámetros de la ética y el desarrollo de la sociedad?

No es posible seguir ignorando la confluencia de la crisis social y la ecológica. Ello derivaría en poner en peligro la
supervivencia misma del ser humano.

Es necesario, desde la ecología social, reinsertar los valores que incluyan al ser humano en un mundo de derechos y conquistas que favorezcan no sólo a la persona misma, sino en ese reivindicar el equilibrio con lo natural, dejando respirar todo aquel escenario vital ahogado por tan descontrolada lucha económica.

Desde la ecología social se abren las puertas a comprender la fragilidad humana, a concientizar acerca de los cambios sociales históricos y a promover otro tipo de alternativas para conseguir la propia subsistencia humana. Se promoverán y preservarán los cuidados más allá de los humanos.
Es hacer frente y tomar lo natural como parte integral de nosotros mismos en un juego nuevo de ética donde vamos de la mano, donde nos damos cuenta de ambas fragilidades y podemos tomar medidas en torno a ello.

Es abrir las puertas a la posibilidad de un juego social nuevo donde la ética dirija la existencia humana.

etiquetas:

Please reload

Artículo de la semana

Carta de la directora

1/1
Please reload

Artículos recientes
Please reload

Secciones
Archivo