La Calma

01/09/2011

Sobrevivir es ver perecer.

Sobrevivir es ver perecer.

 

Ver pasar esos ojos
arrastrados por la corriente.
Como estrellas fugaces,
como lágrimas guillotinadas.
Esos ojos, desorbitados,
reflexivos,
esos ojos que imploraban
aún en el conocimiento de la imposibilidad.
Aferrarse al vacío,
oprimir los párpados
y asistir esa noche
al velatorio de un héroe.

 

Sobrevivir
es la culpabilidad de seguir en vida.
Despertar cada mañana,
viéndolos alejarse
como un ejército de ausencias,
silenciosos,
sin reproches.

 

Sobrevivir
es encomendarse
ciegamente
al tiempo.

 

 

etiquetas:

Please reload

Artículo de la semana

La deuda urgente del gobierno con el sistema penitenciario

1/1
Please reload

Artículos recientes
Please reload

Secciones
Archivo