• Guadalupe Yamin

Terrorismo: ¿Enemigos o Revolucionarios? Enero-Febrero 2013. Año 3. Núm .17

Estimad@s lector@s:


Según la Real Academia de la Lengua Española, terrorismo es la “sucesión de actos de violencia ejecutados para infundir terror”. Nótese que esta definición no hace referencia a quien perpetra dichos actos. Esto da la posibilidad de que sean los ciudadanos, un grupo armado o el propio Estado quienes cometan actividades con el fin último de provocar miedo.


Lo que las definiciones dejan fuera, y que resulta muy complicado explicar, es lo que un ser humano siente cuando se ve sometido a estas situaciones. No se puede siquiera plasmar el terror profundo de un ciudadano cuando la puerta de su casa es golpeada por un grupo de hombres armados, sean delincuentes o militares; tampoco puede dimensionarse el abismo en el que se siente una persona que es encarcelada sin haber cometido crimen alguno, y que es forzada a cumplir una sentencia que no le corresponde. O bien, la incertidumbre de un gobierno cuando grupos de ciudadanos se organizan para convertir el terror en su moneda de cambio.


Lo que sí puede medirse es el impacto del terrorismo: merma el crecimiento económico de los países, imposibilita el pleno desarrollo de las personas, propicia pérdidas humanas, provoca daños materiales, genera inestabilidad política y social, entre otras situaciones.


Como podemos observar, el terrorismo se encuentra presente en muchos lugares y en un sin fin de situaciones. Este número de Pensamiento Libre los invita a adentrarse en un tema que cada día vemos más presente en todo el mundo. Los invita también a realizar una reflexión personal con la finalidad de que excluyan la violencia de todos sus actos.


La paz no puede medirse ni calcularse, pero ciertamente es uno de los pilares de la libertad.


Un pueblo en paz es un pueblo libre.

Revista Pensamiento Libre "Por la libre comunicación de las ideas" ®