• dgsoraya

Calaveritas Literarias


El Hotel Don Simón y el Restaurante La Campana, en conjunto con la revista Pensamiento Libre, organizaron un concurso de calaveritas literarias en distintas categorías. Les compartimos las calaveritas ganadoras.

Categoría: dedicada al Hotel Don Simón

Calaverita al Hotel Don Simón

Por María Guadalupe Linares Villa

La muerte andaba viajando

Buscando una habitación

y decidió hospedarse

En el hotel Don Simón.

Ella encontró buen servicio

Y se los quiso llevar

Hasta el mismo camposanto

Y así poder descansar

Al primero de la lista

Fue al de la recepción

Y así en el camposanto

Le ofreció una habitación

Ahí tendrás todo el día

Dijo la muerte a su cliente

Una linda habitación

Siempre con agua caliente.

Yo mejor me quedo aquí

Pues allá yo no tendré

Una cobija caliente

Ni una señal de internet.

Aquí tienes tu cobija

Y tu señal de internet

Y así en el camposanto

Muy contento te tendré

Además, yo te pondré

Ahí en tú habitación

Una bonita sorpresa…

“Te llenará de emoción…

Ahí tienes e n tu armario

Una plancha no muy vieja

Y así no tendrás que pagar

A diecisiete la pieza

La muerte convenció a todo

El personal de este hotel

A seguirla muy contentos

Y hasta hicieron un coctel

Categoría: dedicada al restaurante La Campana

Calaverita a La Campana

Por Erika Castro Cruz

Dicen que ya la huesuda

por la campana anda rondando

que a varios de los chicos anda buscando.

La catrina a todos ellos se quiere echar

porque no le dieron su te chai.

La catrina esta reza que reza

para que le den por lo menos una cerveza.

Pero Luis le sirvió un tequila

para tenerla un rato tranquila.

Pero cuidado con Jorguito que ya le dio un mojito

y él le anda cerrando el ojito.

Pero nada tonta la catrina miraba a la cocina

donde comía un camarón el condenado de Aron.

Ay! Pobrecito del chefcito triste y solito

termino comiéndose un pedacito de pancito con un rico cafecito.

Ya atarantada y cansada la catrina

a su casa quiere llegar,

pero no conforme con los tragos

al gerente se quiere llevar a descansar.

Categoría: empleados Hotel Don Simón

Calaverita a Itan Aron

Por Rosario Bernal

Afuera de “La Campana” fumaban tranquilos

Itan y sus inseparables amigos

Cuando de repente se escuchan extraños ruidos,

Pues era la huesuda que ya los había visto.

Tarde ya era para correr

Pues en cuestión de segundos la huesuda llegó al hotel

Itan asustado le pregunta:

¿Te ofrezco algo de beber?, pero la calaca le responde:

“Al final tú sabes que conmigo te llevaré”.

Convivieron largo tiempo

Pues la huesuda en el vino querían perder

Pero ella fue más inteligente

Pues mujer tenía que ser.

Se acercaban las 23:00 horas

Y restaurante se cerraría

Itan asustado con insistencia le decía

“No me lleves calaquita, no me lleves por favor”

Que mañana tengo un convivio que he esperado con fervor.

La huesuda le responde: “Ya no insistas Itan Aarón”

Te dejaré más tiempo porque te hará una dedicación el área de recepción.

1,469 vistas

Revista Pensamiento Libre "Por la libre comunicación de las ideas" ®