• Guadalupe Yamin Rocha

Discriminación: ¿Iguales o distintos? Noviembre-Diciembre 2014. Año 5. Núm. 28

Estimad@s lector@s:

Aquel de ustedes que esté libre de pecado, que tire la primera piedra. Evangelio según San Juan

Según el diccionario de la Real Academia Española, discriminar es dar trato de inferioridad a una persona o colectividad por motivos raciales, religiosos y políticos, entre otros. El Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) define la discriminación como la práctica cotidiana de dar un trato desfavorable o de desprecio inmerecido a determinadas personas o grupos.

En pocas palabras, podemos decir que la discriminación es tratar indignamente a otra persona simple y sencillamente porque es distinta, ya sea en su apariencia, en sus costumbres o en sus ideas.

Pero la discriminación no es un fenómeno lejano de nuestra vida cotidiana. ¿Quién no se ha sentido discriminado? Puede ser en la escuela, en el trabajo, al llegar a un restaurante, en cualquier lugar o momento podemos ser sujetos de un trato indigno. Cualquier motivo es suficiente para discriminar o ser discriminado.

En este número, Pensamiento Libre pretende ser una invitación para adentrarse en el fenómeno de la discriminación con la intención de que el lector sea capaz de reconocer que en las diferencias se encuentra la riqueza de la humanidad.

La diversidad de razas, religiones, ideas, incluso la diferencia de género, son un acervo que ha permitido la existencia de un sinnúmero de culturas y países distintos.

Al aceptar que no somos iguales, podremos apreciar mejor nuestras cualidades. Y es a partir de este reconocimiento que podemos construir.

Construyamos un México donde nuestras diferencias sean reconocidas para que entonces todos podamos acceder a los mismos derechos y oportunidades.

Revista Pensamiento Libre "Por la libre comunicación de las ideas" ®