• Pedro Padilla

La Calma

Sobrevivir es ver perecer.

Sobrevivir es ver perecer.

Ver pasar esos ojos arrastrados por la corriente. Como estrellas fugaces, como lágrimas guillotinadas. Esos ojos, desorbitados, reflexivos, esos ojos que imploraban aún en el conocimiento de la imposibilidad. Aferrarse al vacío, oprimir los párpados y asistir esa noche al velatorio de un héroe.

Sobrevivir es la culpabilidad de seguir en vida. Despertar cada mañana, viéndolos alejarse como un ejército de ausencias, silenciosos, sin reproches.

Sobrevivir es encomendarse ciegamente al tiempo.

3 vistas

Revista Pensamiento Libre "Por la libre comunicación de las ideas" ®